Qué hay Detrás de la Salida de Empresas de la BMV
Financiamiento

Qué hay detrás de la salida de empresas de la BMV

En la última década hemos observado diversas colocaciones de empresas en la BMV (principalmente Fibras), pero en los últimos 3 años, también hemos visto la intención de algunas empresas por salir de la Bolsa Mexicana de Valores.

Por: Roberto Solano Gerente de Análisis Económico, Cambiario y Bursátil de Monex

Diversos especialistas afirman que esta situación está asociada al complicado entorno macroeconómico y al poco apetito por las inversiones en el país, sin embargo, consideramos que existen diversos factores por los cuales las empresas desean ser privadas, respecto a permanecer públicas (destacan en la lista de salida empresas como: Ienova, Lala, Bachoco, Elementia, y recientemente, Aeroméxico y Sanborns). 

Desde nuestra perspectiva, identificamos existen diversos motivos por los cuales una empresa busca deslistarse de la BMV, entre los cuales destacamos:

1) Valuaciones no justificadas desde la visión de la administración de la empresa, es decir, que los precios de las acciones no reconocen los fundamentales de la emisora

2) Poca liquidez, ya que diversas compañías no cuentan con un volumen de acciones atractivo para el mercado

3) Gastos en la BMV, ya que si bien mantener una empresa pública genera mayor exposición, implican recursos de mantenimiento en la Bolsa

4) Movimiento estratégico, recordando que las empresas pueden salir y regresar eventualmente, y que por ciertos aspectos coyunturales o personales deciden posicionarse de nuevo bajo un perfil privado

5) Empresas Globales con participación en México, aspecto que en ocasiones implican decisiones de la “Holding” sin necesariamente tener un entorno local adverso.

Sistema internacional de cotizaciones

Adicional a lo anterior, nos gustaría señalar que la plataforma del SIC (sistema internacional de cotizaciones) hoy permite a los inversionistas participar en otros mercados, principalmente en EUA.

Hoy un inversionista con mucho o poco capital puede comprar acciones como Bimbo o Amazon, generando un mayor valor de diversificación en su portafolio. Si bien este aspecto de diversificación es un aditivo de valor para los inversionistas, podría limitar el apetito por algunas empresas mexicanas.

A inicio de año, la BMV dio a conocer que en la plataforma del SIC existen 3,000 activos listados, y en cuanto a empresas mexicanas, existen 142 emisoras (+16 Fibras).

No podríamos decir que en la última década las empresas sólo han buscado salir de la BMV, ya que en dicho periodo hemos observado mayor cantidad de emisoras listadas, destacando al sector inmobiliario como las Fibras (Fideicomisos de Inversión en Bienes Raíces).

Sequía de nuevas empresas

En los últimos años existe cierta “sequia” de colocaciones nuevas de empresas y la salida de algunas otras, pero también es bueno recordar que las empresas han enfrentado diversos retos por la pandemia del Covid-19, y ahora por el entorno de Ucrania y Rusia. 

Desde nuestra perspectiva, existen la necesidad de mayor cultura financiera, visto desde el enfoque del ahorrador y de las empresas. Para destacar un dato (y con cifras del INEGI), en el país existen alrededor de 4 millones de Pymes, empresas que aportan casi el 52.0% del PIB (generando el 72.0% de empleos).

La gran aportación de recursos y valor a la economía muchas veces no trasciende a un plano financiero, es decir, existe un poco número de empresas con una visión a futuro de convertirse en empresa pública.

En muchos casos, el escenario de financiamiento a través de una Bolsa de Valores no se mantiene como uno de los objetivos, desconociendo en muchos casos la gran oportunidad que representa el trascender en el plano financiero.

A diferencia de la visión local, en muchos países la creación de empresas tiene un enfoque de trascendencia global, de mayor participación de accionistas (ejemplo en EUA: donde en los últimos han debutado empresas, que hoy son las de mayor capitalización a nivel global).

En el caso de México

Retomando el escenario de las empresas en Bolsa en México, consideramos que las futuras colocaciones se retomarán en condiciones donde el aspecto económico genere una mayor visibilidad para las empresas, y por ende, para los inversionistas (por el momento existe una preocupación global por una recesión económica).

Creemos que existe apetito para financiarse por parte de las empresas, y que algunas ofertas subsecuentes o debut de algunas empresas podrían presentarse en el futuro no muy lejano. Lo que es una realidad es que existe empresas con planes de crecimiento interesantes, y si generan un historial de valor, veríamos ofertas muy atractivas. 

También te puede interesar leer: Caída de una Institución Financiera: debate y aprendizaje para un emprendedor.