La inteligencia artificial y el sector inmobiliario

Soy Mauricio Montes de Oca, líder del proyecto Irina, el chatbot con alma, y hoy te comparto más sobre el contexto mexicano del sector inmobiliario y el papel de la Inteligencia Artificial (IA).

El inmobiliario se trata de uno de los sectores más estables del mercado y uno de los más importantes para el desarrollo económico del país, representando durante el tercer semestre de 2021 el 12.38% del PIB nacional, sólo por debajo de la industria manufacturera (16.91%), de acuerdo con el estudio México, ¿cómo vamos?, por lo que resulta de vital importancia su constante actualización a fin de agilizar procesos obsoletos y mejorar el desarrollo.

Tras el inicio y desarrollo de la pandemia, la industria ha comenzado a registrar una recuperación debido a la reactivación gradual de las actividades económicas, a la vacunación contra el Covid-19, y a la implementación de nuevas tecnologías que representan una revolución en el sector, como en el caso de la Inteligencia Artificial.

Esto ha representado también un incremento en la demanda de vivienda, siendo que entre los interesados un 50% busca en internet, un 20% por recomendación y un 24% busca en publicidad convencional, según datos recolectados por el equipo de Irina, mientras que de acuerdo con Inmuebles24, entre los estados con mayor alza de búsquedas se encuentran: Quintana Roo, con el 32%, Tlaxcala, con el 31% y Querétaro con 22%.

Ante esta necesidad, sumado a la demanda generacional de que todo debe estar en internet y los beneficios que esto aporta al sector, como mayor alcance, rapidez de procesos e innovación, la IA se ha perfilado como una solución para enganchar a adultos jóvenes y para dar oxígeno a trámites y procesos de antaño.

La Inteligencia Artificial se trata de una tecnología con soluciones programadas que es capaz de aprender y actualizarse, permitiendo mejorar la captación de clientes potenciales en el sector inmobiliario por medio principalmente del aprendizaje algorítmico de clientes potenciales mejor calificados. Sus aplicaciones más importantes en la actualidad se concentran en el uso de chatbots, en el cálculo del valor de propiedades, e incluso en el cálculo de probabilidad de desastres naturales en un área residencial determinada.

El caso de los chatbots es de especial relevancia en el sector, ya que han ido cobrando protagonismo dentro del país debido a que permiten automatizar funciones, brindan inmediatez de respuesta a clientes potenciales, generan más leads u oportunidades de venta, y ofrecen disponibilidad continua los 7 días de la semana, las 24 horas del día, como en el caso de Irina, que además es capaz de agendar visitas a los inmuebles, y el asesor encargado siempre puede intervenir cuando lo considere pertinente, a fin de consolidar la venta.

Aunque los chatbots llevan un tiempo presentes en el panorama tecnológico, su demanda se disparó tras el inicio de la pandemia hasta en un 60%, de acuerdo con un estudio de la agencia de servicio al cliente Atento, potenciado por las directrices de distanciamiento social y el encierro general.

Además, el asesor o asesora que cuenta con el apoyo de un chatbot con IA para resolver dudas y para captar la información básica del cliente, cuenta hasta con 64% más de tiempo para realizar tareas complejas o más específicas de su profesión.

Debido a estas ventajas, y a un ahorro de recursos de hasta 97% en la captación de leads, el chatbot con capas de aprendizaje e Inteligencia Artificial, como nuestro chatbot con alma, es una herramienta cada vez más imprescindible.

Finalmente, las inmobiliarias también pueden sacar provecho de la IA por medio de transacciones y análisis complejos de las condiciones de un inmueble, incluso de una zona, a fin de detectar posibles fallas o necesidad de mantenimiento.

Seguramente el sector será capaz de descubrir maneras cada vez más pertinentes de aprovechar esta tecnología; fue uno de esos avances lo que nos permitió desarrollar a Irina, a la que mantenemos a la vanguardia y en actualización con los últimos avances, por lo que podemos esperar una recuperación aún más importante en el mercado, que de acuerdo con el Reporte Inmobiliario 2021 de Lamudi, habría un crecimiento de 2.5% en 2022, lo que representaría mejores oportunidades, desarrollo económico y vivienda para los mexicanos, para lo que buscamos colaborar de la mano de las inmobiliarias.

También te puede interesar leer: Crecimiento: el otro gran reto de la economía.

Share the Post:

Related Posts