UNA DELICIOSA CASUALIDAD EN EL 32

El 32 se describe como un espacio “Casual Kitchen” y una deliciosa y muy grata casualidad fue la que me llevó hasta ahí. Para mí, no hay nada más placentero que encontrarme con un espacio bonito, acogedor y con ricos platillos después de un arduo día de trabajo. Y así fue como conocí El 32. 

Créditos fotografías de contenido: Anatomía

El jueves pasado, saliendo de la oficina, destiné mi tarde a las compras navideñas y terminé agotada y un tanto hambrienta. Lo único que quería era llegar y comer algo rico, sin embargo decidí visitar Plaza Nativa y refugiarme en alguno de sus restaurantes. Ya era algo tarde y quien me recibió, a pesar del horario, fue El 32. 

Un pequeño, pero muy adornado lugar, con sillones y mesas altas para donde desees degustar de sus platillos y un servicio amable y eficiente, así es como te recibe este lugar de cocina casual. Donde podrás encontrar desde ricas entradas y postres, crepas dulces y saladas, ensaladas, sopas, tacos, bagels, hamburguesas y pizzas deliciosas. Yo estaba indecisa (así es, como siempre) tenía dos suculentas opciones: tacos y bagel, fue difícil, pero decidí darle una oportunidad al bagel y para acompañar una riquísima bebida de jolly rancher, ¡siiii, fui muy FELIZ al ver que tenían esas bebidas! 

¡La que gustes y mandes! Créditos fotografías de contenido: Anatomía

El bagel lo puedes pedir en pavo, pollo o carne de res acompañado de papas a la francesa y trozos de zanahoria con un riquísimo aderezo de chipotle. Para amenizar la cena, música de fondo, y fui mucho más FELIZ cuando escuché la voz de Kurt Cobain. Definitivamente me sentí muy a gusto y mi estómago agradeció el que me decidiera por llegar a Plaza Nativa, a pesar de mi cansancio. Así que, comida rica para una charla casual entre amigos no hay mejor lugar que El 32.

Share the Post:

Related Posts