Todo mi reconocimiento

Tengo la bendición de tener una madre extraordinaria, una mujer emprendedora, con una actitud a prueba de todo, que me enseñó a luchar por las cosas y a creer en mí mismo, que tiene la capacidad de disfrutar de cada segundo de su existencia y que en los momentos más difíciles de su vida, una sonrisa la ha sacado adelante, y sirva como homenaje en el mes de la mujer a todas y cada una de las mujeres del mundo, gracias a ellas he conocido las tres formas de amar más intensas que pueden existir, el amor de mi madre, siempre lleno de gratitud, el de mi amada esposa, con la incondicionalidad que siempre he admirado y el de la niña más hermosa del universo que con una sonrisa ilumina mi vida y me enternece hasta las lágrimas, mi hija Fabiana.

Todos los meses deberían ser el mes de la mujer ya que gracias a ellas estamos aquí, gracias a mi trabajo tengo la oportunidad de convivir con miles de mujeres de muchos países y cada día me sorprende más la capacidad de amar y salir adelante, conozco miles de historias de cómo estas grandes mujeres ante todo tipo de adversida¬des sa¬can adelante a su familia, sin queja, sin negativida¬des, siempre con la mirada al frente y con el compromiso de ver por los suyos.

Por eso, en este mes en especial sólo deseo reconocer a cada una de ellas que llenan de belleza y alegría este mundo, que son ejemplo, compañía, ternura, comprensión, alegría y compasión, que son la mejor manifestación de la presencia de un ser supremo ya que sólo él pudo haber creado algo tan perfecto, mi gratitud eterna y una invitación a respetarlas, venerarlas y enaltecerlas, resaltar sus valores y fortalecer con amor sus debilidades, impulsarlas siempre y reconocer cada uno de sus logros, agradecer cada uno de sus detalles, de su entrega y de su vocación por servir, de esa entrega incondicional que demuestran cuando son madres, de esa lealtad cuando son amigas, de esa pasión cuando son esposas y de esa ternura cuando son hijas, que Dios las bendiga siempre y sigan iluminando con su sonrisa este universo.

Jaime Ignacio Rincón Gallardo.

Share the Post:

Related Posts