¿PROYECCIÓN ECONÓMICA DECRECIENTE EN CULTURA DEPORTIVA? - PRONETWORK