PEQUEÑA CONTRIBUCIÓN AL PLANETA INTELIGENTE

Como mencionamos la semana pasada, algunas formas para ayudar a los negocios a través del Internet de las cosas es haciendo a la industria más inteligente, ahora se empiezan a propagar otros usos que podrían pasar desapercibidos, pero que suenan muy interesantes para ciertos sectores económicos. Por ejemplo, aunque desde hace tiempo se utilizan aparatos con buscadores GPS para animales, las tecnologías usadas ahora son mas pequeñas, más eficientes, y forman parte de el Internet de las cosas.

También podemos encontrar el Internet de las cosas en sectores como el de la apicultura, pues se han desarrollado chips del tipo RFiD que son utilizados por la agencia australiana CSIRO para poder tener un control de los movimientos de las abejas y obtener respuestas sobre sus poblaciones perturbadas que pueden ser víctimas de plagas. Los chips, que se dice no tienen impacto en las abejas ni en su vuelo son 2.5mm en un cuadrado, su próxima generación para uso en insectos más pequeños será 1 mm cuadrado.

En el otro lado del espectro de las medidas están las vacas conectadas. Los holandeses empezaron con Sparked, quien que creó un sensor que usan los agricultores para monitorear a las vacas y a las ovejas. Cada vaca con un sensor se espera que genere cerca de 200MB de datos por año. Pero así como este tipo de aparatos y usos pueden ayudar en el desarrollo del servicio, pueden complicarnos la vida a diferentes niveles, por lo que debemos tener cuidado con lo que conectamos a Internet, pues han sido usados para ataques cibernéticos o como blanco de hackers que dañan no solo la información sino también el prestigio de las empresas. Así es que hay que tener cuidado también con las consolas de juegos, centros multimedia, televisiones y  o con electrodomésticos conectados a Internet.

En una campaña de ataque cibernético se llegan a infectar un promedio de 100 mil mensajes de correo electrónico y por lo general se detectan 3 campañas por día. Al propagarse se infectan hasta 750 mil correos electrónicos. Entre todos estos números se ha detectado que el 25% eran aparatos conectados a Internet además del móvil, la PC o una tableta. Así que es sumamente recomendable tener un cuidado básico a los aparatos conectados a la red. Un buen sistema antivirus y prestar mucha atención a los contenidos descargados en los aparatos podrá no solo sacar el máximo provecho de la tecnología, sino también podrá evitarnos gastos en tiempo y en dinero al manejar información segura, libre de virus y sin que extraños se inmiscuyan en los datos que se manejan.

Share the Post:

Related Posts