Wellness

Reciclaje en empresas: 5 maneras de fomentarlo en tu organización

Existe una gran oportunidad para fomentar el hábito de reciclaje en empresas, y actuar junto con los colaboradores en beneficio del medio ambiente.

Las empresas juegan un rol importante en el cuidado del medio ambiente, ya que además de ser posibles productoras de desechos, tienen la facilidad de crear culturas y diferentes prácticas en el entorno laboral. Ahí existe una gran oportunidad para fomentar el hábito de reciclaje en empresas, y actuar junto con los colaboradores en beneficio del medio ambiente. Todas las organizaciones, sin importar su tamaño, deberían asumir esta responsabilidad social empresarial.

Pero, ¿cómo implementar un plan de gestión de residuos en las empresas y despertar el interés de los trabajadores para que participen en el reciclaje empresarial? Existen diversas maneras de emprender un proyecto del cuidado del medio ambiente en una organización. Aquí te compartimos cinco ideas que te ayudarán a comenzar:

1. Genera conciencia de la cultura de reciclaje

Para lograr acciones que trasciendan es necesario generar una auténtica convicción que las motive. Debido a que la convicción nace de la conciencia, las personas involucradas en el proceso de desarrollar proyectos de reciclaje en la empresa, deben estar informadas sobre el impacto ambiental y la situación actual del país en esta materia. 

De acuerdo con cifras de la Asociación Nacional de Industrias del Plástico (ANIPAC), México se encuentra en el primer lugar de la lista de países con mayor producción de residuos solidos en América Latina. En promedio, una persona genera más de un kilo de residuos al día. 

En nuestro país tenemos una ventana de aprovechamiento del 80%, ya que solamente el 10% de los residuos recolectados se recicla, según la Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales (SEMARNAT). Estas cifras demuestran la urgencia de tomar acciones e impulsar la cultura de reciclaje en empresas.

2. Conoce las bases del reciclaje

Reciclar significa someter residuos y materiales previamente utilizados a un proceso de transformación

, para que puedan tener una segunda vida. Cada uno de los materiales pasa por un proceso distinto, y por eso que es importante clasificarlos al momento de generarlos.

Estos son algunos materiales que se pueden reciclar: 

  • Plástico
  • Vidrio
  • Envases metálicos
  • Aluminio 
  • Papel de periódico, revistas, cartones o folletos
  • Metales 
  • Pilas o baterías
  • Aparatos electrónicos
  • Textiles

Para lograr que la recolección sea adecuada es importante tomar en cuenta lo siguiente:

  • Leer las etiquetas de botellas plásticas previo a colocarlas en el contenedor, para asegurarse que pertenecen a la categoría correcta. 
  • Retirar cualquier líquido o contenido que esté dentro del material a reciclar. 
  • No es necesario lavar el material, muchas veces el equipo que lo procesa realiza este paso. Así también evitamos el desperdicio de agua. 

3. Realiza una auditoría

Ya que se conoce el contexto externo (las cifras y las bases del reciclaje), es momento de mirar hacia el interior de la empresa. Cada departamento tiene una actividad específica que involucra distintos materiales, y es necesario realizar una pequeña auditoría para conocer los distintos residuos que cada área genera. 

En este proceso sería de utilidad hacer las siguientes preguntas:

  • ¿Qué residuos estamos generando?
  • ¿Los residuos generados son reciclables?
  • ¿Con qué frecuencia se generan? 
  • ¿Existen otras alternativas para sustituirlos?
  • ¿A dónde van los residuos generados?

Después de conocer estos detalles, puedes comenzar a diseñar propuestas que atiendan las necesidades de cada departamento o la empresa en general.

4. Establece formas de recolección

La clave para crear soluciones de impacto es crear procesos que se adapten a las actividades naturales de la empresa, y que sean fáciles de comprender. El primer paso para comenzar el proceso de reciclaje es colocar puntos de recolección accesibles para los colaboradores. Un error muy frecuente es no separar los residuos según su categoría, así que los puntos de recolección deberán tener un señalamiento claro de cómo distribuir los residuos. 

Además de proporcionar la infraestructura, es importante facilitar información sobre la lectura de etiquetas y limpieza de los materiales. Así podrán colocarse de forma correcta en los contenedores. 

5. Aprovecha los desechos  

Para concluir el proceso dentro de la empresa, es necesario crear una vinculación para su recolección y aprovechamiento final. En México existe una gran variedad de empresas que se dedican a la recolección y reciclaje de residuos. En RIISA podemos ayudarte con el reciclado de tus desechos y con la compra de materiales como cobre, bronce, aluminio, acero, fierro, pet, madera, maquinaria pesada y obsoleta. 

Todos los días recibimos y procesamos toneladas de materiales con los estándares de calidad más altos de la industria. El objetivo es que la sociedad y el sector empresarial hagamos sinergia para proteger el planeta.  

Ahora que ya sabes cómo fomentar la cultura del reciclaje en tu empresa, el siguiente paso es poner manos a la obra. Aplica estas recomendaciones y conviértete en un agente de cambio junto con tus colaboradores para resguardar el planeta.

También te puede interesar leer: Expansión de la industria del reciclaje de materiales.