¡LLEGA DESIGN THINKING A MONTERREY!

¿Cuántas cosas puedes hacer con tu celular en este momento? ¿Quieres vivir 120 años? ¿Estás preparado para la destrucción si no empiezas a fomentar la innovación interna en tu empresa? Sin duda, la respuesta nos la resumió en 2 palabras Carolina Salazar la noche del martes, 8 de noviembre en WOR Business Centers, ubicados en Micropolis sobre Garza Sada, al sur de Monterrey. Se trata del Design Thinking.

Esta conferencia que duró 2 horas fue presenciada por más de 120 asistentes en las instalaciones del coworking, y se trató, principalmente, de pensamiento disruptivo: metodologías, herramientas, tendencias, aplicaciones en el emprendimiento y más. Parte de lo que Carolina, actual Directora del Design Thinking Institute, nos transmitió fue la importancia de implementar esta metodología a nivel emprendimiento y gran empresa, aprendiendo a usar la tecnología e innovación para nuestro beneficio.

 

INNOVAR O MORIR

Existen ya 3 tipos de internet que han venido a cambiar el contexto mundial: el internet de las cosas, el internet de las personas y el internet del todo.  Aquí, Design Thinking no destruye la característica del producto: hace, más bien, que llegue de una forma distinta al consumidor final. Por un lado, la innovación crea oportunidades y tendencias, pero por otro crea caos en la innovación social. “Nos están propiciando una calidad de vida de 120 años por los avances del internet”, comentaba Carolina. “Estamos creando un nuevo mundo, un nuevo contexto del mundo y una nueva estrategia de creación del mundo”, agregó.

 

¿ERES EXITOSAMENTE FRACASADO?

“Hoy en día en los grandes corporativos del mundo se les permite fracasar a sus empleados a través de espacios en la innovación”, dijo Carolina anoche. En sus palabras, el fracaso es la oportunidad de tener un gran, gran éxito. Por lo tanto, es necesario fracasar para crear nuevas formas de ver las cosas. Hay 3 leyes de la innovación basadas en un prototipado de Design Thinking y se resumen a 3 acciones: fallar rápido, fallar pronto y fallar barato. “Si instalamos esto en nuestras organizaciones, llegas más rápido al éxito”, argumenta Carolina. Design Thinking nos ayuda a entender que fracasar nos haría detenernos antes de lanzar nuestro producto al mercado.  

 

PROPÓSITO DEL DESIGN THINKING PARA EMPRENDEDORES

Y, a todo esto, emprendedores: ¿para qué necesitamos Design Thinking en nuestras vidas? Para crear una mística, una comunicación directa e íntima con el consumidor final, asegurando que éste no vuelve a abandonar nunca nuestro producto o servicio, porque obtiene un bienestar, un buen vivir y un proceso tecnológico. “El 99% de las grandes empresas están utilizando el Design Thinking. Empresas de seguros, de aeronáutica, automotrices, de retail, de alimentos, servicios, están subiéndose a la ola de la innovacón”, nos mostró Carolina. “Todo aquello que puedan soñar y esté en su mente, lo pueden crear”, fue la frase con que terminó la conferencia y con la que muchas personas nos identificamos, ¿apoco no?

Por fortuna, se va a realizar otro taller más especializado aquí mismo en WOR, los días 7 y 8 de diciembre, para el cual pueden pedir información en sus redes sociales. ¡No le piensen más y comiencen a aplicar el Design Thinking en sus empresas y únanse a la nueva ola de la innovación!  

Share the Post:

Related Posts