CREACIÓN DE BIODIESEL ÚNICA EN MONTERREY

Se estima que 1 litro de aceite vegetal usado puede llegar a contaminar hasta 10 mil litros de agua. Éste es un residuo del proceso de freír alimentos, considerado un contaminante por dos razones: es tirado por el drenaje (lo cual causa problemas de desagüe) o es reutilizado para preparar alimentos (lo cual es dañino para la salud porque se convierte en grasas trans que elevan el colesterol “malo” en nuestro organismo).

Para contrarrestar esta problemática, hay empresas dedicadas a la recolección de aceite vegetal usado, como Ecoilsa, fundada por Alejandro Sepúlveda. Esta empresa tiene un propósito mayor: además de recolectar, difunde la cultura del reciclaje y el uso de energías renovables al convertir este aceite en biodiesel. Mismo complemento biodegradable se utiliza en automóviles, flotas de autobuses, barcos, locomotoras y maquinaria en general.

Ecoilsa empezó a principios del 2016 ofreciendo la recolección de aceite vegetal usado, y está respaldada por la empresa Eco Servicios, que cuenta con más de 20 años de experiencia en manejo y transporte de residuos peligrosos. Sus principales enfoques son los lugares donde se utiliza más aceite, pero que menos se recicla: casas, restaurantes, hoteles, comedores industriales y hospitales (comedores).

La compra y recolección del aceite vegetal usado es una industria rentable que aún tiene mucho potencial para crecer, expandirse, y explotar sus beneficios. Alejandro sabe muy bien la cantidad de empleos que podrá generar, además de unirse a la tendencia global de productos en beneficio del medio ambiente. “La gente no sabe que está contaminando al planeta. Quien apoye a Ecoilsa contribuye al reciclaje y, además, genera ingresos económicos”, concluyó.

 

PARA MÁS INFORMACIÓN

Share the Post:

Related Posts