Andy Warhol, el arte enlatado - PRONETWORK