Noticias

¿Sabes cómo se detecta el cáncer de mama?

Educar desde la adolescencia sobre cómo autoexplorarse y cuidar de su salud es lo más importante para detectar el cáncer de mama.

Por: Blanca Medina Viezca

Desde pequeñas nadie nos explica que por el simple hecho de ser mujeres somos propensas a padecer cáncer de mama, una de las principales causas de defunción entre nosotras. 

Ante la falta de información y escasa cultura de la prevención, el cáncer de mama se vuelve cada vez más evidente. Se estima que a nivel mundial cada año se detectan 1.38 millones de casos y 458 mil decesos por esta causa, siendo el tipo de cáncer de más incidencia entre las mujeres, según la Organización Mundial de la Salud

“Hemos encontrado que la cultura de la prevención ha sido un poco complicada. En nuestra cultura, los mexicanos no somos muy dados a asumir conductas preventivas o a cambiar nuestra percepción del riesgo. 

En México se estima que el 90 por ciento de las pacientes diagnosticadas se encuentran en una etapa tardía, lo que dificulta el control de esta enfermedad.

El primer paso: conocer los factores de riesgo 

Para entender el cáncer de mama, primero se necesita conocer los factores que ponen en riesgo la salud. Aunque existen factores de riesgo que no se pueden cambiar, hay otros que se pueden evitar para prevenir este cáncer.

“El miedo, la baja percepción de riesgo, la no cultura del autocuidado de la salud y esas barreras personales nos llevan a adquirir factores de riesgo que aumentan la posibilidad de que enfermemos”

Silvia Tavitas Herrera, Psicoterapeuta del Hospital Universitario “Dr. José Eleuterio González.

Según estadísticas del Instituto Nacional de las Mujeres, cerca del 30 por ciento de los distintos tipos de cáncer se puede prevenir. 

Factores de riesgo no modificables

  • Ser mujer
  • Inicio de la menstruación antes de los 12 años
  • Tener más de 40 años de edad
  • Tener antecedentes familiares de cáncer de mama o cáncer de ovario
  • Tratamientos previos con radioterapia en el pecho o las mamas
  • Mutaciones genéticas
  • Tratamientos hormonales
  • Exposición a sustancias químicas cancerígenas

Factores de riesgo modificables

  • Falta de actividad física
  • Tener sobrepeso u obesidad
  • Tomar alcohol
  • Fumar tabaco
  • Ausencia de embarazo y lactancia
  • Primer embarazo después de los 30 años de edad
  • Tratamientos hormonales
  • Exposición a sustancias químicas cancerígenas

La autoexploración como parte de nuestra rutina 

Cada mes, recomienda la psicoterapeuta de la UANL Silvia Tavitas, las mujeres deben hacerse una autoexploración de las mamas para detectar cualquier anormalidad. 

“Uno ahí va conociendo la mama e inmediatamente cuando hay algo inusual se va a dar cuenta, porque como lo hace mensualmente, ya uno conoce la mama. Si hay algo fuera de lo normal, por ejemplo, un bulto o que se esté haciéndola piel de naranja, en mujeres jóvenes es motivo de ir a consultar de inmediato para realizar un estudio”, explicó la especialista en psicología de la salud del Hospital Universitario”

Algunos signos de advertencia del cáncer de mama son:

  1. Aparición de un bulto en las mamas o debajo del brazo (axila).
  2. Endurecimiento o hinchazón de una parte de las mamas.
  3. Irritación o hundimientos en la piel de las mamas.
  4. Enrojecimiento o descamación en el pezón o las mamas.
  5. Hundimiento del pezón o dolor en esa zona.
  6. Secreción del pezón, que no sea leche, incluso de sangre.
  7. Cualquier cambio en el tamaño o la forma de las mamas.
  8. Dolor en cualquier parte de las mamas.

Además de la autoexploración, las mujeres en edad reproductiva pueden hacerse un ultrasonido mamario para observar algunos cambios en el seno.

Lee también: Nombran líder internacional en inocuidad alimentaria

¿Más de 40?, una mamografía anual

La edad promedio en que se presentan casos de cáncer de mama es de 54.9 años. La incidencia más alta en el número de casos se registra en el grupo de los 45 a los 55 años de edad.

Anualmente, fallecen más de 5 mil mujeres en el país, es decir, 15 al día o una cada 90 minutos.

La mamografía es el estudio que revela anormalidades en el tejido mamario, aun cuando los tumores son tan pequeños que por medio de la autoexploración no se pueden detectar, y con ello ayudar en el diagnóstico preciso de la enfermedad.

Por ello, Tavitas Herrera puntualiza que las mujeres mayores de 40 años de edad deben realizarse una mamografía cada 1 o 2 años (según lo indique su médico), para detectar a tiempo cualquier anormalidad.

“Los cánceres detectados y tratados en etapas tempranas son curables y también pueden predisponer el tratamiento, es decir, puede que no haya necesidad de tratamientos quirúrgicos radicales. La meta de la prevención o la detección oportuna es exactamente tratar de curar al paciente”

Silvia Tavitas Herrera.

La Universidad Autónoma de Nuevo León, a través del Centro Universitario contra el Cáncer, brinda atención especializada en la materia.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *