Financiamiento Herramientas

Quédate en casa y compra acciones

Fuimos obligados a quedarnos en casa y depender de las herramientas tecnológicas, mientras que los inversionistas compraron acciones de las FAANG.

Por: Joaquín Alducin Pérez Cuéllar, Ejecutivo de Banca Privada en Monex Casa de Bolsa, Especialista en Productos Estructurados e Inversiones Alternativas.

Fábricas, oficinas, centros comerciales, tiendas, hoteles, cines, teatros, escuelas y universidades cerraron sus puertas a partir de marzo. Una nueva realidad cayó de súbito sobre los individuos y las corporaciones “No más contacto”.

La terrible epidemia surgida en China a finales del año en la provincia de Hubei, que se esparció globalmente, bautizada como COVID 19 ha cobrado más de un millón de vidas.

La gravedad de la enfermedad, la velocidad de contagio y el enorme número de enfermos fueron los detonadores de un fenómeno nunca antes visto que fue la decisión de “cerrar” las economías, “quédate en casa”.

La severidad de la amenaza detonó exponencialmente el uso de herramientas e infraestructura tecnológica para enfrentar el cierre de las actividades y el colapso de la economía con todas sus graves consecuencias.

Dispositivos y el internet “salvaron” a las economías de una tragedia mayor. Ante la adversidad la respuesta fue extraordinaria, la súper carretera del internet permitió al mundo seguir en contacto. Las compras migraron hacia un modelo “virtual”, las actividades escolares hacia la teleconferencia, las oficinas vacías dieron lugar al home office y así la marcha de la actividad productiva pudo seguir en movimiento.

La tragedia vista como oportunidad, la crisis que pegó a unos fortaleció a otros, algunos actores protagonistas de esta nueva realidad han visto un crecimiento exponencial en el número de usuarios, en la cantidad de gente conectada, en la sustitución de hábitos y de nuevas formas de hacer las cosas y también han visto crecer en forma extraordinaria el precio de sus acciones cotizadas en bolsa.

Se atribuye a Jim Cramer, titular del programa “Mad Money” transmitido por NBC, el haber inventado el término “FAANG” en el 2013, término que en su momento se refería a las acciones de Facebook, Apple, Amazon, Netflix y Google, que posteriormente se ha utilizado por analistas y comentaristas como acrónimo de esas y otras empresas líderes de la tecnología.

El universo de compañías cuando uno se refiere a la palabra FAANG, puede crecer hacia otros nombres como Microsoft, NVIDIA, PAYPAL, ADOBE, EBAY, etc. y no se puede dejar de incluir en este listado a la indudable ganadora del año: ZOOM.

Ahora que se trabaja desde casa, se compra desde casa y se permanece en casa, las personas nos volcamos a consumir artículos necesarios para estos fines, para conectarnos al trabajo, a la escuela, para enviar archivos, hacer compras “sin contacto” y hasta para “ejercitarnos”.  No sorprende entonces, encontrar que las ventas de empresas como Apple Computers, Microsoft, Amazon, ZOOM y cientos de otros jugadores sean cada vez mayores, al tiempo que los inversionistas se apresuran para comprar acciones de estas empresas.

Los rendimientos que se han observado en este 2020 para las empresas tecnológicas ganadoras ante la crisis han sido extraordinarios y rebasan cualquier expectativa que hubieran tenido hasta los más optimistas al inicio del año.

Como botón de muestra para este comentario consideremos las siguientes emisoras que se citan a continuación y su plusvalía medida del inicio del año hasta el último de septiembre del año actual: 

  • ZOOM +590.9%
  • TSLA +412.7%
  • NVDA +130%
  • AAPL +57.7%
  • NFLX +54.5%
  • PTON +249.4%
  • DOCU +190.43

(con datos obtenidos de Bloomberg)

Indudablemente, esta lista de emisoras muestra resultados asombrosos y que probablemente no se hubieran dado si la crisis de salud no nos hubiera obligado a cambiar la forma de trabajar, estudiar y de vivir Tim Cook, CEO de Apple, en su más reciente reporte enviado a la bolsa en junio mencionó: “en tiempos de incertidumbre, el desempeño de la empresa es un testimonio de la importancia que juegan nuestros productos en la vida de nuestros clientes”. Tanta importancia que Apple, es hoy la compañía más valiosa del planeta.

Extraordinarios resultados para inversionistas que se dieron como consecuencia del “quédate en casa”, “conéctate online”, “home office”, “teleconferencia”. Una vez superada la emergencia, no sabemos cómo será la nueva normalidad, pero con seguridad podemos confiar en que la tecnología y los productos que nos proporcionan estos grandes jugadores, llegaron para quedarse y como dice un viejo consejo de inversión en bolsa, “hay que seguir con la tendencia”.

También te puede interesar leer: Una crisis económica, una crisis de género

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *