Financiamiento

Todos a desaparecer la brecha en el liderazgo femenino

Aunque la participación de las mujeres ha visto un crecimiento, la brecha de género en materia de liderazgo en los negocios aún es notable.

Más opciones de financiamiento a sus proyectos, más educación e inclusión financiera, más programas de la IP para contribuir en su ascenso, son solo algunas de las medidas para incrementar su participación, pero es un trabajo del día a día en el que debemos colaborar todos.

Las mujeres han ido ganando terreno en varios sectores, un caso es la industria fintech. 

De acuerdo con el estudio Fintech América Latina 2018: Crecimiento y consolidación, realizado por el del Banco Interamericano de Desarrollo, cerca del 35% de las fintech de América Latina fueron fundadas o tienen a una mujer en su equipo fundador

Destacan que el promedio de esta participación a nivel mundial es de 7%, por lo que la región es líder en cuanto a la apertura por incluir al sexo femenino en este rubro.

Y aunque este es un hecho alentador, no solo para el género femenino, en otros rubros aún vemos la necesidad de seguir cerrando la brecha. 

Sectores donde falta cerrar la brecha de género

Ejemplo de ello son el comercio y el entorno empresarial, donde su participación ha incrementado, pero hay un largo camino que recorrer.

De acuerdo con el IPADE, solo el 25% de las empresas tienen talento femenino en puestos de alta dirección y solo el 7% de las compañías en el país cuentan con mujeres en sus consejos de administración.

Los beneficios y el impacto de la participación del talento femenino siguen siendo ampliamente mencionados por instituciones y compañías de todo el globo. 

Un reporte de Mckinsey Global Institute (MGI) indica que empoderar a las mujeres para participar equitativamente en la economía global aportaría 28 billones de dólares al crecimiento del PIB global para 2025.

Cambios desde Drip Capital

Desde Drip Capital, consideramos que la conmemoración de la lucha de las mujeres por su igualdad y el allanamiento de las oportunidades de desarrollo personal, profesional y académico debe ser alentado en todos los ámbitos. 

Como sociedad, tenemos la obligación de velar por que las puertas sean abiertas de manera equitativa para ellas.

Y justo uno de los planteamientos más importantes en el debate para lograr el objetivo primordial de que tengan las mismas oportunidades de crecimiento, radica en responder a la pregunta:

¿Qué podemos hacer en las empresas para ayudar a que eso suceda?

Desde la trinchera del mundo fintech, es sumamente importante seguir trabajando para lograr la inclusión y ofrecer mayores oportunidades a todo tipo de empresas y liderazgos. 

En sus puestos laborales se deben brindar los recursos para su profesionalización y capacitación constante, además de que deben tener las mismas oportunidades de crecimiento más allá de las cuotas de género

En sus proyectos de emprendimiento, deben tener acceso al mejor asesoramiento y ser acompañadas para mantener sus negocios y hacerlos crecer.

¿Cómo ayudar al cambio?

Como complemento a esto, y puntualmente, consideramos que existen tres grandes áreas de oportunidad en las que debemos ponernos a trabajar de inmediato:

  1. Ampliar opciones de financiamiento y hacerlas más accesibles. Una de las principales limitantes para el crecimiento de las empresas es el flujo de capital. 

Ahora, considerando que las mujeres suelen encontrar mayores limitantes de acceso a financiamiento, revertir esto puede ayudarlas a evitar situaciones de insolvencia, pero también para acelerar su crecimiento.

Un dato de interés: de acuerdo con el Banco Interamericano de Desarrollo y Finnovista, las empresas fundadas o cofundadas por mujeres reciben hasta 15% menos fondos que las creadas solo por hombres.

Incluso, de estas, el 45% no reciben financiamiento.

  1. Incrementar los programas de apoyo e inclusión de las mujeres en los negocios por parte de cámaras y organizaciones empresariales.

 Es importante reforzar estas acciones e incluir programas educativos para las jóvenes emprendedoras y aquellas que habrán de ocupar cargos de relevancia en negocios familiares o incluso en el ámbito empresarial.

  1. Educación financiera. Las instituciones educativas tanto tradicionales como las escuelas en línea que tanto auge han tenido a consecuencia de la pandemia, deben incrementar las lecciones enfocadas en temas de inclusión y formación de empresarias.

De igual manera fomentar el manejo de finanzas empresariales, con el objetivo de que las nuevas empresarias no sólo puedan emprender, sino también mantener y hacer crecer sus negocios.

Cada vez más mujeres se aventuran en el mundo de los negocios.

Lo importante es abrir las puertas para que la brecha de género se reduzca hasta desaparecer y que no sólo les permita entrar, sino también crecer, a través de la confianza en sus proyectos. 

Es una tarea conjunta y un reto en el que Drip Capital busca participar continuamente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *