Emprendedores

Estructura tu idea de negocio para que sea un éxito

Tu idea se convertirá en un negocio o en una empresa exitosa si la estructuras bien desde el principio.

Benjamín desde hace mucho tiempo ha estado interesado en abrir su propia empresa, él no tiene ninguna experiencia previa de negocios, pero está muy animado en comenzar algo innovador, se ha dado cuenta de diversas necesidades que tienen las personas de su ciudad.

Él ha estado revisando noticias, blogs y otros medios, especialmente en donde las personas presentan quejas o en donde se habla de problemas que están teniendo en su localidad. Por fin un día por la noche le llega la inspiración y se le ocurre crear un producto que resolverá una necesidad que muchas personas tienen en su ciudad. Él entonces se emociona y grita – ¡Me voy a hacer millonario! –

Al día siguiente Benjamín visita a su mejor amigo Edgar, un empresario dueño de una PYME muy exitosa en México y le platica la gran idea – Edgar, acabo de identificar una necesidad que tienen al menos un millón de personas en la ciudad, imagínate, si le cobro 1 dólar al mes a cada uno de ellos, estaría ganando 1 millón de dólares al mes!, ¡Me voy a hacer millonario! – Edgar lo escucha y le pregunta – ¿Me puedes platicar más acerca de este producto?- Benjamín le cuenta su idea a detalle, mientras Edgar lo escucha con atención y una vez que ha terminado, este último le responde – Benjamín, tu idea es muy buena, pero antes de calcular los ingresos que esperas alcanzar, debes tomar en cuenta varias cosas para poder convertir tu idea en negocio – Entonces Edgar comienza a mencionarle algunas tareas básicas que debe realizar para estar seguro que el negocio es bueno y además verificar que tan factible será llegar a este mercado meta que él ha identificado.

  1. Debes preguntarte ¿Por qué estás interesado en vender este nuevo producto o servicio?, no importa si es pequeño o grande ¿Cambiará de una manera positiva la vida de tus clientes? ¿Es amigable con el planeta? ¿Tienes el expertise para ofrecerlo y no quedarle mal a tus clientes?, esto es muy importante porque si no sabes realmente porque estás creando este producto y solo es por el dinero, eventualmente la pasión se acabará y quedarás mal con las personas. 

Recuerda que hacer el cálculo de tus ventas estimadas es fácil, lo difícil es llegar a esa cantidad de clientes con un producto que ellos identifiquen como algo único, que genere un impacto positivo en sus vidas y en consecuencia estén dispuestos a pagarte ese dólar.

  1. Debes realizar una encuesta con preguntas que estén relacionadas a tu producto y aplicársela al menos a 400 personas de tu ciudad, con esto tendrás datos duros que confirmarán si tu idea tiene potencial, la edad de tus posibles clientes, el medio por el que lo comprarán o se enterarán de tus productos o servicios, etc. – Benjamín está anotando todo en su tableta mientras presta atención a lo que le dice su amigo.
  1. Debes realizar una búsqueda de tus posibles competidores directos e indirectos – Le dice Edgar, mientras googlea para mostrarle un par de ejemplos – Esto es muy importante  por dos razones, una porque si los hay podrás darte una idea de como están atendiendo a tu mercado meta y dos porque sabrás cual es el precio aceptado por tus clientes potenciales – Edgar, sigue explicando.
  1. Haz una matriz en la que anotarás en cada uno de sus cuadrantes, las fortalezas, las debilidades, las oportunidades y amenazas que le ves a tu servicio o producto –  Le comenta Edgar a un Benjamín que de pronto se ve serio – Pero si mi producto no tiene amenazas, ni debilidades, estoy seguro de eso – Entonces Edgar, le responde – En este momento estás muy emocionado con tu idea, pero créeme todos los productos o servicios tienen debilidades y amenazas y es importante conocerlas para tomarlas en cuenta en los planes y estrategias futuras de tu producto- 
  1. Tienes que calcular los costos y gastos de tu producto, por ejemplo ¿Cuánto te costará desarrollar la solución tecnológica, servicio, producto, etc.? ¿Cuánto le tendrás que pagar a tu contador? ¿Cuánto pagarás de renta?, etc. Debes considerar todo esto para saber si tendrás una utilidad y de esta también considerar los impuestos que tendrás que pagar. Por ejemplo hay personas que no calculan sus costos y gastos y al momento de vender su producto, se dan cuenta que el costo de envío es mayor que el costo de su producto o que necesita vender una cantidad de productos muy alta para pagar la renta, etc. Es importante contar al menos con un cálculo sencillo pero que tome en cuenta lo esencial para saber cuanto tendrás que vender para cubrir tus costos y gastos y de ahí en adelante obtener una posible utilidad.
  1. Otro punto importante que debes establecer, una vez que has estudiado a tus competidores directos e indirectos, es ¿Qué es lo que hace a tu producto diferente a los demás? Debes responderte esta pregunta y trabajar en una frase pequeña de un párrafo no mayor a un tweet que deje bien claro a que te dedicas y porque eres diferente o mejor que tus competidores, a esta frase se le llama Discurso de Elevador y servirá para atraer la atención de clientes potenciales o de inversionistas si es que deseas invitar a socios estratégicos a tu proyecto.
  1. Es importante tomar en cuenta lo anterior y lograr contar con un Producto Mínimamente Viable que puedas ofrecer en el mercado, que como su nombre lo indica le permitirá a tus clientes resolver su necesidad con un producto básico que irás perfeccionando en el futuro conforme tus clientes te vayan dando su retroalimentación-
  1. Recuerda que todos los negocios toman su tiempo mientras tus clientes conocen tu producto, lo experimentan, lo recomiendan y te retroalimentan, así que comienza cuanto antes y ten paciencia, lo importante es trabajar duro pero con conocimiento y estrategia.

Benjamín termina de anotar en su tableta todo lo que su amigo le ha dicho – Listo voy a hacer lo que me dices, ¡La próxima semana comienzo!, ¡Este será un gran negocio! – Entonces Edgar lo interrumpe y le dice – ¿La próxima semana? Si hoy es lunes y apenas comienza el día, ¿Qué te detiene para comenzar hoy?, si no tienes nada urgente que hacer ¡Deberías comenzar ya!, si realmente crees en tu idea y tienes la pasión para llevarla a cabo, no pierdas tiempo, recuerda que las ideas están en el aire y a alguien más se le puede ocurrir el mismo producto que a ti. Recuerda que las personas que postergan las cosas siempre pierden grandes oportunidades.

Benjamín se queda pensativo y le responde – Tienes razón ¡Comenzaré hoy mismo!

Edgar cierra su laptop y le dice – ¡Ya está! – Felicidades por esta idea que tuviste, faltan muchas cosas que todavía tenemos que ver, pero esas las vemos en la próxima reunión, una vez que hayas trabajado en este información básica que te he comentado-

Entonces Benjamín, le agradece a su amigo la explicación que le ha dado, se despide y se dirige a su casa para comenzar a trabajar en estos puntos.

Continuará…

Quieres saber cómo dar un buen feedback en tu negocio, da clic aquí.