Financiamiento

Cómo saber si tu startup está preparada para recibir inversión

Uno de los aspectos más frustrantes para los emprendedores es saber identificar lo que necesitan sus startups para escalar, como recibir inversión.

Por esa razón, muchas veces se arriesgan a iniciar un proceso de búsqueda de financiación que termina, por lo general, en una negativa del inversionista.

Múltiples reuniones antes de cerrar un trato, procesos largos y confusos, y el temor de no conseguir un número con varios ceros a la derecha, están a la orden del día.

No solo para emprendedores latinoamericanos que sueñan con crear el próximo unicornio, sino también para aquellos que tienen cercanía con personalidades ya posicionadas en la industria, o quienes tienen un background privilegiado.

Abaca para recibir inversión en tu startup

La buena noticia es que ya existe una herramienta que puede ayudar a hacerles el camino más fácil a las startups que quieren cambiar el mundo.

Se trata de Abaca, una plataforma gratuita que ya ha ayudado a más de 3,000 emprendedores a autoevaluar sus emprendimientos, tener conversaciones más eficientes con inversionistas y escalar sus negocios.

Esta plataforma es una iniciativa de Village Capital, una organización que desde 2009 ha apoyado a más de 1,100 emprendedores en etapa temprana en 28 países y que, a través de su fondo asociado, VilCap Investments, ha invertido en 110 startups con una recaudación de más de USD 4 mil millones en capital de seguimiento.

¿Cómo funciona Abaca?

Abaca es una herramienta efectiva que les permite a los emprendedores realizar una autoevaluación, en tan solo un par de minutos, del nivel de preparación que tiene la startup para recibir inversión.

Teniendo en cuenta puntos de referencia de nueve niveles diferentes, que van desde un equipo fundador hasta una empresa líder en su mercado, el algoritmo de la plataforma empareja a la startup con los recursos que necesita.

Así, el nivel general de preparación para la inversión, el sector, la región y otra información del perfil, les indican a los fundadores la etapa correcta de financiación.

Además, los niveles específicos de cada categoría identifican los hitos que ha logrado la startup y los que debe alcanzar para recaudar una ronda de inversión.

En definitiva, Abaca facilita la evaluación del progreso de una startup y les permite a sus fundadores aprender un lenguaje común para aprovechar con inversionistas, mentores y el mismo equipo a la hora de buscar capital y recursos para escalar.

Una conversación honesta

La fintech colombiana Imix es un claro ejemplo de cómo Abaca puede ayudar a las startups a saber lo que necesitan para crecer.

“Cuando mi equipo y yo vimos el marco de referencia de Abaca, entendimos los factores que los inversionistas estaban evaluando cuando les presentábamos nuestro negocio. Los hitos que necesitábamos alcanzar eran precisos y la estructura visual nos dio claridad. Además, nos dio una guía para conversar sobre temas críticos y decidir cómo priorizar nuestro trabajo”.

Sandra Rubio, la CEO de esta compañía que convierte a los tenderos de barrio en banqueros de sus comunidades

La plataforma impulsó al equipo de Sandra a tener una conversación honesta acerca de las diferentes etapas de su startup. La primera de muchas evaluaciones que hicieron les demostró rápidamente que estaban más avanzados donde ellos consideraban que iban más atrasados y viceversa, un aspecto crucial que no siempre tienen claro los emprendedores.

“Abaca es una herramienta que ilumina los puntos ciegos que tienes sobre tu negocio”, agrega Sandra. “Me dio mucho orgullo reconocer que todo el trabajo que había dedicado a alinear mi equipo cuando hicimos la transición a algo completamente digital había dado fruto y, que en realidad, somos un equipo muy sólido”.

Atendiendo la necesidad

El equipo se dio cuenta que en un comienzo su solución estaba muy enfocada en la parte tecnológica, pues desarrollaron un software que ayudaba a los dueños de los negocios a administrarlos mejor, dejando de lado la parte financiera.

En la actualidad, Imix ha evolucionado como un producto digital que soluciona las necesidades de cientos de miles de negocios en Latinoamérica, reduciendo el ciclo de ventas y haciendo más accesibles los servicios financieros para millones de personas que no estaban siendo atendidas por las instituciones tradicionales del sector.

Gracias a Abaca, Sandra y el equipo de Imix pudieron reconocer el siguiente hito que su negocio necesitaba, al igual que lo están haciendo y lo pueden hacer muchos otros emprendedores.

Y aunque no existe una fórmula infalible para llevar un proceso de financiación a buen término, lo cierto es que conocer claramente cuáles son los factores que los inversionistas están buscando e identificar con acierto los hitos que cada emprendimiento debe alcanzar, pueden llevar a las startups a estar más cerca de recibir una inversión.