Financiamiento

Tarjeta de crédito empresarial: ¿Por qué usarla en tu negocio y cómo pedirla?

Descubre los beneficios que genera la tarjeta de crédito empresarial, los documentos para pedirla y cómo usarla correctamente para que la deuda no mate a tu empresa.

¿Cuántas veces has pagado insumos, sueldos o maquinaria con tu tarjeta de crédito? Es común que lo hagas cuando estás empezando el negocio, ya que no tienes liquidez para solventar los costos operativos. Cuando la empresa genera suficientes ingresos y funciona sin meterle dinero de tu bolsa, es momento de separar tus finanzas personales y las del negocio. Lo mejor es utilizar una tarjeta de crédito empresarial para financiar el negocio, y una personal para tus compras diarias.

La tarjeta de crédito empresarial está diseñada para pagar únicamente los gastos de la empresa, especialmente capital de trabajo como materia prima, maquinaria y nómina. Es una tarjeta bancaria para pymes y micronegocios, desde la tiendita de la esquina hasta una organización de 500 o más empleados. 

¿Cómo funciona? Los bancos te dan una línea de crédito según las necesidades y los ingresos mensuales de tu negocio. Para disponer del dinero es necesario que pagues con esa tarjeta en establecimientos o a través de internet. Lo mejor es que puedes comprar hoy y pagar después. Piénsalo así: El banco te presta dinero cada 30 días para pagar lo que requiere la empresa, mientras tiene flujo de efectivo. Es como si el banco te adelantara los recursos. 

Beneficios de una tarjeta bancaria para pymes

¿Es buena idea utilizarla? La respuesta es sí. El principal beneficio es que te ayuda a no revolver los gastos de la empresa con los tuyos. Cuando un negocio tiene su propia cuenta bancaria y tarjeta de crédito para empresas, la administración del dinero se vuelve más transparente. En los estados de cuenta y banca digital puedes ver con mayor claridad los ingresos, egresos, gastos hormiga y en dónde estás perdiendo dinero. 

La mala administración del dinero es uno de los problemas que matan a las empresas antes de llegar al segundo año de vida, de acuerdo con el Instituto del Fracaso y el Instituto de Emprendimiento Eugenio Garza Lagüera (IDE). Además, el 40% de los negocios que fracasan tienen un mal manejo de costos operativos, según el IDE.

De ahí la necesidad de ponerle orden a las finanzas de tu negocio, aunque sea pequeño y haya sido creado por ti. De lo contrario, no sabrás cuáles cosas que estás pagando con el dinero de tu bolsa, con los recursos del negocio y si es rentable o no. 

Otra de las ventajas de financiar tu negocio con una tarjeta bancaria para pymes, es que puedes aprovechar promociones con meses sin intereses. Así puedes tener un poco más de flujo de efectivo durante el mes, porque no tienes que pagar todo en una sola transacción. También te ayuda a crear un historial crediticio y que los bancos vean la capacidad de pago de tu empresa, algunos pueden darte más facilidades de obtener un crédito para negocios.

Consigue tu tarjeta de crédito para negocios

La banca comercial cuenta con múltiples opciones en tarjetas de crédito para empresas. Una de estas es la tarjeta empresario de Banregio dirigida a micronegocios, pequeñas y medianas empresas con líneas de crédito que van desde 20 mil a 500 mil pesos, todo depende de la capacidad de pago de tu empresa y lo que necesita.

Este plástico es para solventar capital de trabajo y puedes disponer de hasta el 80% del efectivo de la línea de crédito para cubrir imprevistos. Por ejemplo, pagarle a tus colaboradores cuando no tengas liquidez. Otra de las características de esta tarjeta es que obtienes un plan de pagos diferidos con plazos de tres a 24 meses y con una tasa fija preferencial. 

Puedes acumular recompensas en efectivo recibiendo el 0.75% por cada compra que realizas. El dinero que acumulas puedes utilizarlo para pagar en donde y cuando quieras. Imagínate el monto que reunirías si utilizas la tarjeta constantemente y si las compras son de cantidades grandes. 

Pero eso no es todo. También te permite otorgar plásticos adicionales a tus empleados, una opción de gran ayuda cuando se requiere hacer compras sin depender de una sola tarjeta. Se realiza de forma segura, ya que puedes establecer un límite de dinero por usuario con el fin de evitar fugas y robos de capital.

Otro de los beneficios de esta tarjeta es que admite pagos domiciliados, y por lo general, aquellos clientes que le dan un buen uso al plástico como comprar frecuentemente y pagar a tiempo, tienen más posibilidades de que el banco les ofrezca una mejor tasa o ampliar la línea de crédito. 

Y si todavía no tienes una cuenta bancaria para empresas, también puedes solicitarla en la sucursal de Banregio más cercana a tu domicilio para que goces todos los beneficios que te ofrece.

Estos son los requisitos y documentos que debes alistar para solicitar tu tarjeta empresario:

Requisitos

  • Ser persona física con actividad empresarial o persona moral.
  • Tener entre 18 y 70 años.
  • Tu negocio debe tener por lo menos 2 años operando (puede ser menos pero está sujeto a análisis y con previa autorización).
  • Tu historial crediticio debe ser satisfactorio.

Documentos para persona física con actividad empresarial

  • Solicitud de crédito llenada.
  • Estados financieros del último año.
  • Alta de hacienda y cédula fiscal.
  • Identificación oficial.
  • Comprobante de domicilio del solicitante.
  • Última declaración anual. 

Documentos para persona moral

Todos los requisitos anteriores más:

  • Copia del acta constitutiva y poderes notariales con datos de registro.
  • Última asamblea con datos de registro.
  • Identificación oficial vigente del principal accionista.

¿Cómo usar una tarjeta de crédito correctamente?

Es importante que aprendas a utilizar el plástico y los recursos para que la deuda no llegue hasta el cuello de tu negocio. Aquí te decimos algunas recomendaciones:

  1. El crédito no es una extensión del dinero que genera la empresa. Es dinero prestado y por lo tanto tienes que devolverlo en la fecha acordada con el banco. 
  1. Utiliza el capital para financiar a futuro y aquellas cosas que son indispensables para tu negocio, generan más dinero y crecimiento. 
  1. Antes de hacer una compra, pregúntate: ¿Mi negocio puede seguir operando si no la hago? Si la respuesta es no, entonces procede con la transacción. Si la compra no es indispensable, lo mejor es no endeudarte.
  1. Analiza la capacidad de pago de tu empresa. El pago mensual de tu tarjeta de crédito no debe exceder el 30% de los ingresos mensuales. Si ganas 30 mil pesos al mes, entonces el pago mensual no debe ser mayores a nueve mil pesos.
  1. Aprovecha las promociones para comprar en establecimientos y los meses sin intereses. Banregio tiene más de 70,000 comercios participantes.
  1. Cumple con las fechas de pago. No pierdas de vista la fecha de corte (plazo de compra durante 30 días) y la fecha límite de pago (20 días después de la fecha de corte). 

Si estás buscando una forma eficiente de gestionar los gastos de tu empresa y simplificar las operaciones, la tarjeta de crédito empresarial es la herramienta que necesitas. ¡Pídela ya!

También te podría interesar leer: Crece tu negocio con la mentoría para emprendedores de Banregio.