Wellness

Reciclaje industrial: Clave en la responsabilidad social de tu empresa

Si tu empresa adopta prácticas sostenibles como el reciclaje industrial, estará ayudando a reducir la huella de carbono, podrá ser más competitiva y socialmente responsable.

Más de dos mil millones de toneladas de residuos sólidos urbanos se generaron en 2016 en todo el mundo, y se espera un incremento del 70% para 2050, de acuerdo con datos del Banco Mundial. Tan solo en México la producción de estos desechos es de 100 mil toneladas diarias, de las cuales solo el 10% obtiene una segunda vida a través del reciclaje industrial, según la Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales (Semarnat).

El problema es que el 90% de estos desechos industriales se queman o permanecen al aire libre, en lugar de que vayan a una planta de reciclaje industrial. Esto provoca un aumento en la emisión de dióxido de carbono en la atmósfera, misma que afecta a la población y el medio ambiente. Los efectos negativos dependen de la composición química, tasa de generación y el manejo de estos materiales. De ahí la necesidad de manejarlos correctamente una vez que concluyen su tiempo de vida.

Nueva vida para residuos sólidos

Tú empresa puede contribuir para que esta problemática disminuya. ¿Cómo? Implementando buenas prácticas de sostenibilidad como el reciclaje de residuos. El objetivo es reducir el gasto energético, la contaminación y la huella de carbono para favorecer el ahorro y conservar las riquezas naturales del medio ambiente. Uno de los grandes beneficios de la sostenibilidad es que permite a las empresas reducir sus gastos, costes, ser más competitivas y mejorar su posición empresarial.

Los materiales que se reutilizan con mayor frecuencia son el papel, vidrio, plástico, cartón, baterías alcalinas, suministros, bombillas, y componentes electrónicos. Sin embargo, los metales también pueden tener una nueva vida. A través de su reciclaje se puedan lograr beneficios medioambientales, económicos y sociales. Además, proporcionan un importante ahorro de materias primas vírgenes e incluso llegan a generar energía.

Grandes compañías están integrando en sus operaciones sistemas de reciclaje de residuos. Por ejemplo, Coca Cola fabrica los envases de sus bebidas con materiales reciclados, y reutiliza la mayor parte de las botellas que vende a nivel mundial, aunque el 50% de estas son retornables. 

Otra empresa socialmente responsable con el medio ambiente es Unilever. Todas sus fábricas cuentan con medidas para evitar que sus residuos lleguen a rellenos sanitarios. De hecho, cerca de 240 plantas en más de 60 países se ocupan de reciclar la totalidad de los desechos que produce.

Reciclaje industrial: Protección al medio ambiente

Además de los programas de reciclaje, hay otras prácticas que puedes integrar en tu empresa para ser socialmente responsable con el medio ambiente. Estas son algunas de las más importantes:

1. Desarrollar políticas sostenibles: Es importante implementar una metodología de trabajo sostenible que potencie el compromiso de la empresa con la población y el planeta.

2. Fijar objetivos sostenibles: La sostenibilidad debe incorporarse a las estrategias corporativas y reflejarse en los fines empresariales de la organización. El objetivo es el cuidado de los residuos sólidos y la reducción de emisiones contaminantes.

3. Conservar agua y electricidad: Implementar medidas y prácticas que eviten la mala gestión de estos recursos. 

4. En la cadena de suministro: Hay una tendencia hacia el consumo de productos de aquellas empresas que son sustentables, desde la materia prima y empaques, hasta el impacto ambiental que generan una vez que termina su tiempo de vida. Por eso es importante que tu empresa trabaje de la mano con proveedores que también adoptan prácticas sostenibles. 

Además, es posible añadir estándares y certificaciones de sostenibilidad que muestren el camino a seguir, y el compromiso de cuidar el medio ambiente. Hoy más que nunca la sociedad está a favor de salvar el planeta, por lo que cualquier acción que muestre la responsabilidad ambiental de tu empresa, será valorada por los clientes y beneficiará la reputación de la marca. 

Si estás planeando poner en marcha medidas de sostenibilidad en tu organización, en Riisa podemos ayudarte con el reciclado de tus desechos y con la compra de materiales como cobre, bronce, aluminio, acero, fierro, pet, madera, maquinaria pesada y obsoleta. Todos los días recibimos y procesamos toneladas de materiales con los estándares de calidad más altos de la industria. El objetivo es que la sociedad y el sector empresarial hagamos sinergia para proteger el planeta.