Noticias

Mejora tu alimentación durante el home office

Mejora tus hábitos alimenticios y haz frente a las complicaciones de la nueva normalidad con las recomendaciones de Melanie García Rangel.

Por: Guillermo Jaramillo  

Mientras a algunas personas el home office les ha sentado de maravilla, hay otras que desde hace seis meses se han visto implicadas en una serie de cambios debido a sus hábitos alimenticios.

La nutrióloga Melanie García Rangel, egresada de la Facultad de Salud Pública y Nutrición (FaSPyN) de la UANL, comparte un conjunto de recomendaciones para el cuidado de la salud a través de buenos hábitos alimenticios.

Un día para reflexionar

Desde 1979, el 16 de octubre se estableció como el Día Mundial de la Alimentación, celebración organizada por las Naciones Unidas para la Agricultura y la Alimentación (FAO), cuyo objetivo principal es disminuir el hambre en el mundo. El día tiene en su Agenda 2030 la meta de hambre cero.

“Se hizo con el fin de combatir el hambre en el mundo, que todos tengan derecho a la alimentación en calidad de nutrientes. No es lo mismo unas papas fritas que tienen 100 calorías que un snack, por ejemplo fruta con yogur, que mantenga las mismas 100 calorías pero en nutrientes”

Melanie Rangel García, Nutrióloga egresada de la Facultad de Salud Pública y Nutrición de la UANL.

Además, cada miembro de la familia requiere distintos tipos de nutrientes, agregó García Rangel, por tanto, no es lo mismo un recién nacido que un adulto mayor o una mujer embarazada o una persona que padezca diabetes.

“Una alimentación completa es agregar los grupos básicos de alimentos que vienen en el plato del buen comer. Frutas y verduras, la mitad del plato; cereales y leguminosas como pan, tortilla o pastas, frijoles, lentejas, garbanzos, de la otra mitad. Además de alimentos de origen animal como carne, pescado, lácteos, huevo. Las cantidades varían de una persona a otra. Son poblaciones distintas”, dijo Melanie Rangel García.

Alimentación en México

México se ha caracterizado por beber refresco en grandes cantidades y, de acuerdo con un estudio del Instituto Nacional de Salud Pública, es el país con el primer lugar en sobrepeso y obesidad, así como el primero en prevalencia de diabetes entre los países miembros de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo, que son en su mayoría países de ingresos altos.

El país también destaca como el primer consumidor de refrescos en el mundo. Se estima que en promedio se consumen en el país 163 litros por persona al año.

Sin olvidar que hay un aumento en el consumo de bebidas azucaradas no lácteas y un consumo muy bajo de frutas y verduras, lo que ha derivado en una alimentación deficiente.

Mientras los quehaceres del hogar, el home office y algunos nuevos requerimientos como el cuidado de los hijos, enfermos o personas de la tercera edad han trastocado el horario de comida de la mayoría de las personas, se ha incrementado el servicio de comida a domicilio.

La nutrióloga Melanie Rangel recomendó tratar de cocinar en casa debido a que la mayoría de los platillos que llegan a domicilio son poco saludables, y consumidos en exceso traen consecuencias graves en la salud.

“Tratar de hacer las comidas en casa. Esto va a depender de los quehaceres, en qué horario se trabaja, si se sale o no del hogar, del nivel económico. En dónde están viviendo las personas, qué problemas están viviendo. Hay población que está aumentando de peso porque no es lo mismo estar haciendo home office a que anteriormente salía de casa, caminaba o se movía en la oficina. También afectan factores psicológicos”, mencionó Melanie Rangel García.

Cómo reducir el riesgo de enfermedades

Hacer ejercicio disminuye el riesgo de más de 50 enfermedades y, aunado con una buena alimentación, influye en el sistema inmunológico.

“Cuando llega el COVID lo primero que va a atacar es el sistema inmunológico. Es primordial aumentar la masa muscular, así que el ejercicio va a ayudar no solamente porque me quiero ver bien. A veces nos centramos mucho en el peso y no vemos otros factores como la obesidad, la hipertensión, los problemas de triglicéridos”, dijo Melanie Rangel García.

Además hacer ejercicio de fuerza aumenta el músculo, la cantidad de glucógeno y el requerimiento de energía, señaló la nutrióloga universitaria.

García Rangel recomienda también preparar fruta en trozos como lo es la sandía, piña, melón.

Las guayabas, manzanas, naranjas y mandarinas son bien recibidas ahora que ya viene la temporada de la gripa común.

“Tres guayabas te dan perfectamente la cantidad de vitamina C. A veces la gente compra suplementos de vitamina C sin saber que en otros productos ya están consumiendo la cantidad requerida, pues si se exagera en su consumo se verá excretada en la orina”, mencionó Melanie Rangel García.

¿Y qué hacer con los niños?

Con las escuelas cerradas, los niños se la pasan todo el día en casa, por ello es importante una buena alimentación para iniciar las actividades matutinas.

Incluir a los niños en las preparaciones es darles opciones de escoger lo que les gusta. Los hábitos van desde bebés que empiezan a comer hasta la adolescencia. Esa edad es primordial para inculcarles los hábitos.

García Rangel recomienda observar bien los detalles de los productos que se ofrece a los menores.

“El etiquetado nos dice cosas muy importantes, pero es importante no sólo ver el sello sino atender bien a todos los ingredientes que trae el producto. Si el principal ingrediente del producto es el azúcar no lo recomiendo diario. Si ha comido toda la semana bien y tiene antojo de algo dulce, se vale buscar videos para hacer algo saludable como panecitos o galletas caseras, pero que un producto industrializado te diga que trae más de 100 gramos causa un poco de confusión porque no le damos la medida, a veces uno no se come una galleta sino todo el paquete”, recomendó la experta en alimentación.

¿A quién acudir?

El confinamiento aumentó la oferta de videos tutoriales de todo tipo de artes y oficios, y hoy encontramos en la red gran cantidad de expertos de la cocina y la nutrición.

Por esta razón, la nutrióloga García Rangel recomienda algunos sitios que manejan información confiable sobre la alimentación.

  • Poder del consumidor: contiene una lista de productos que son analizados minuciosamente en cuanto a sus ingredientes.
  • Secretaría de Salud: ofrece una serie de conferencias que son interesantes tanto para nutriólogos como para padres de familia.
  • Centro de Investigación de Nutrición Pública: brinda detalles e información del nuevo etiquetado a través de estadísticas.

Lee también: Foro PRO, el puente entre servidores públicos y emprendedores

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *