Coaching y Consultoría Herramientas

Lo qué no puedes perder de vista al emprender

En México 2 de cada 3 startups cierran al segundo año de operación por la falta de una buena planeación que, tiempo después, dificulta la ejecución del negocio.

Por: Aarón Fematt

Muchos emprendedores arrancan su idea de negocio sin antes validar su viabilidad en el mercado, no porque una idea o producto sea bueno, significa que el mercado está listo para consumirlo o será económicamente viable.

Por ejemplo, Virtual Boy, la consola portátil para videojuegos de realidad virtual lanzada por Nintendo en 1995, que al no tener el éxito esperado en el mercado fue cancelada un año después de su lanzamiento. Hoy, 25 años después, la industria de videojuegos de realidad virtual crece con consolas como Oculus y Samsung VR en la vanguardia.

El saber identificar si el producto satisface las necesidades del consumidor es fundamental para la supervivencia de cualquier negocio. Para ello, existen diversas metodologías que pueden ayudarte a profundizar en la viabilidad de tu producto o servicio, entre ellas está la metodología de Design Thinking propuesta por IDEO e IBM.

Aprende a definir el rumbo estratégico para tu empresa

A través de 5 pasos: empatizar, definir, idear, prototipar y testear podrás validar tu solución desde la perspectiva del consumidor o usuario final. Es importante siempre atender y escuchar las necesidades de tus clientes potenciales para identificar áreas de oportunidad en tu solución. 

Una vez que sabes que tu producto o servicio es ganador y que existe interés por el mismo, deberás crear un caso de negocio y evaluar la viabilidad económica.

Muchos emprendedores arrancan su negocio sin antes considerar elementos como: mercado potencial, competidores, costos integrales a lo largo de la cadena de valor, implicaciones legales, etc., dándose cuenta demasiado tarde de la insostenibilidad del negocio. Como resultado del caso de negocio, deberá ser claro si tu idea tiene viabilidad económica, podrás identificar los costos involucrados y establecer un objetivo mínimo de venta para mantenerte rentable.

¿Por qué los KPIs son tan importantes en tu empresa?

Otro elemento importante para considerar es la implementación de métricas de seguimiento y objetivos a corto, mediano y largo plazo que te ayuden a medir la salud y evolución de tu negocio. Si bien, muchos emprendedores establecen una visión y misión al arrancar sus negocios, fallan en establecer objetivos o indicadores de desempeño (KPIs – key performance indicators) claros, viables y alcanzables.

Los indicadores pueden variar dependiendo del giro de cada negocio, existen algunos indicadores generales como la facturación, número de piezas o servicios vendidos, número de clientes atendidos, participación de mercado, retorno de inversión y satisfacción del cliente.

Tener claridad en tu modelo de negocio podría ser el secreto para el éxito

Por último, otra área de oportunidad que tienen los startups en México es la claridad en el modelo de negocio que se desea implementar. Muchos negocios carecen de procesos que faciliten la estandarización y nivel de calidad.

Se recomienda siempre hacer un mapeo de las actividades, tareas y procesos que garanticen la continuidad operativa del negocio y faciliten la automatización y digitalización.

Si bien no hay fórmula secreta para emprender y cada negocio tiene sus particularidades, no es casualidad que los más exitosos son aquellos bien planeados e implementados.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *