ScaleUp

La historia que rugió y seguimos escuchando

Óscar Flores, encargado de la dirección comercial de Apodaca Group y Jesús Flores, de dirección administrativa, demuestran en entrevista que son el claro ejemplo de que el balance entre el trabajo y la familia es el secreto para el éxito.

Sabemos que en el mundo existen diferentes historias de negocios que, hasta hoy, han dejado huella y son el ejemplo de muchas otras más para llegar a sus sueños. Sin embargo, la que estás por leer no será la excepción.

Oscar Flores y Jesús Flores, han venido a contar su historia para mostrarnos por qué el apoyo familiar es la pieza fundamental que todo emprendedor y empresario necesita tomar en cuenta.

Cada uno cosecha lo que siembra

Entre tantas cosas que ha hecho bien Óscar Flores Elizondo, una ha sido el enseñarles a sus hijos desde pequeños el valor del trabajo, el respeto y la importancia del apoyo familiar en la vida.

Óscar Flores Elizondo, comenzó Apodaca Group sin dedicarse a ello y sin antecedentes de la música, inició un negocio de una adversidad que es digna de admirarse.

“Mi papá trabajaba en un banco de cajero, entonces pasó que él tuvo un faltante y al momento del corte se dan cuenta y no tenía cómo pagarlo. Entonces consiguió un préstamo para hacer un baile y contrató a Ramón Ayala, fue un éxito”, cuenta orgulloso Jesús.

Al darse cuenta que había sido un rotundo éxito, Óscar decidió enfocarse más en los eventos y, con el tiempo, en la representación de artistas.

Es por esto que, Óscar y Jesús, recuerdan a su papá como un hombre dedicado al trabajo, sí, pero que nunca los dejó de lado, sino que, siempre los llevaba con él.

Con una ligera sonrisa acompañada de una risa dice Óscar, “siempre nos llevaba a todos los eventos, desde los 10 años, en Apodaca, San Nicolás y la Expo Guadalupe, siempre andábamos con él”.

Entonces, el crecer alrededor de la música, aprender de cada uno de los trabajos porque su papá los “ponía a trabajar” en cada área, los ha hecho conocer cada aspecto de la industria del entretenimiento.

“Primero con el taquillero para ver la venta de boletos, luego nos ponía en la entrada a recibir boletos y al siguiente, a hablar con los artistas y con su equipo”, recuerda Óscar.

El fénix en los negocios

Como en todos los negocios, siempre existen altas y bajas. Uno de los grandes aprendizajes, en los 40 años de trayectoria de su papá, ha sido el iniciar desde cero.

“Mi papá tuvo un accidente muy fuerte en el que estuvo prácticamente un año en cama y provocó una baja de igual tamaño. Entonces, al ser él la figura que representaba a los artistas, la empresa dependía mucho de que estuviera presente”, dice Jesús.

Pese a ese reto que se le presentó, Óscar con su regreso, trabajó y levantó la empresa a lo que hoy es Apodaca Group.

“La empresa se fue básicamente a nada y el cómo de la nada la volvió a levantar, es algo que nos orgullece diariamente. Que con todas las adversidades volvió más fuerte que nunca”, señala Jesús.

El comienzo de lo que después se convertiría en su pasión

Al adentrarse cada vez más en la empresa, los hermanos Flores, fueron adquiriendo a la par más responsabilidades a pesar de que en su tiempo, seguían con sus estudios.

Al terminarlos, decidieron seguir creando eventos con el género que había comenzado su papá que era el regional mexicano para poco tiempo después trabajar con el rock y el pop.

“Comenzamos a meter poco a poco los conciertos, luego corridas de toros, deportes con eventos de motos y así empezamos como dicen ‘a no dejar todos los huevos en una canasta’”, dice Óscar y ríe.

Gracias a ello, pudieron hacer crecer el negocio familiar y darle entrada a más público, abriendo las puertas para crear su primer festival: Pa’l Norte.

Dicho festival, abrió sus caminos para la creación de más de 14 festivales en diferentes ciudades de México, lo que ahora marca su presencia a nivel nacional.

Óscar Flores, Jesús Flores y Maritza de la Garza.

Un muro complicado de brincar

Al querer expandir su mercado e introducir nuevos géneros, no fue tan sencillo como ahora pudiera parecer, pues a Apodaca Group se le consideraba como una empresa 100% grupera.

“Durante 25 años fuimos una empresa 100% grupera entonces estábamos etiquetados, a nivel nacional, como eso y al hablar con los managers nos decían ‘pérame si tu nada más sabes de música grupera’”, menciona Óscar.

La solución a ello fue “picar piedra hasta crear la confianza con el agente” y menciona que para ello, comenzaron a crear pequeños conciertos en el área metropolitana con diferentes géneros para darse a conocer.

Ahora, Apodaca Group maneja una amplia gama de géneros musicales y creo distintas divisiones como lo son: Apodaca Booking, Apodaca Live, Roma 212, Tactic y Friday Social Sing.

  • Apodaca Booking: Está centrada en la representación de artistas.
  • Apodaca Live: Es la división encargada de los festivales y conciertos.
  • Roma212: Es la empresa que se encarga de la producción integral en los eventos, toda la parte de arquitectura creativa y posicionamiento de marca.
  • Tactic: Es una agencia creativa especializada en relaciones públicas e “influencer marketing”.
  • Friday Social Scene: La división encargada de todos los conciertos tipo indie en Monterrey.

Gracias a ello, fue que la empresa Apodaca Group ha crecido y ganado reconocimiento a nivel internacional.

Tres puntos clave en tu proceso de crecimiento

  • Dedicación
  • Esfuerzo
  • Alianzas

Destinados a dejar huella

Óscar Flores y Jesús Flores, creadores de Pa'l Norte, explican en entrevista cómo el apoyo familiar es el secreto para el éxito.
Óscar Flores y Jesús Flores

Cómodos, platicando de la historia, que es su vida, se les pregunta: ¿A cuáles retos se han enfrentado en todo este tiempo como empresarios?

Después de una corta pausa y un pequeño suspiro, Jesús dice que se han enfrentado a varios retos, ya que en la industria del entretenimiento te enfrentas con variables que no puedes controlar.

“Desde el clima, hasta el tipo de cambio, que si el artista pasó de moda o no, que si la gira, etc.”, menciona.

Pero en especial, existe un reto que fue muy polémico para los ciudadanos de Monterrey pero que para los hermanos Flores, años después, se marcó en sus vidas.

El segundo año del Pa’l Norte se tenía pensado que tomaría lugar en el Diego Rivera y tan solo minutos después de anunciarlo, fue cuando se les dijo que no tenían permiso.

Jesús, comenta que tenían una apuesta muy grande como empresa sobre ese evento, ya que la inversión de su primer año al segundo había incrementado en grandes cantidades.

“El hecho de que salgan diciendo que el evento no va a suceder te pega fuertísimo y estuvimos en esa polémica yo creo que meses. Todo ese tiempo pierdes venta.”, menciona Jesús.

Al final, encontraron la opción de moverse al Parque Fundidora y fue cuando la gente empezó a pensar que era una estrategia de marketing para hacer famoso el festival.

Óscar y Jesús, dicen y afirman que ellos nunca vieron viable hacer un festival ahí debido a que en el Parque Fundidora no se podía tener un evento de tal magnitud.

Años más tarde, a través de una conferencia en la que participaron, investigaron ciertos temas en internet cuando se dieron cuenta de un dato muy curioso que llamó su atención.

Su papá, Óscar Flores Elizondo, hacía sus bailes en la Expo Guadalupe, lugar donde tiempo después por cuestiones de permisos, ya no pudo realizarlos ahí.

“Pues resulta que al lugar donde se mudó, como en el año 1992 o 1993, fue al Parque Fundidora donde justamente es el escenario principal del Pa’l Norte”, comenta Jesús sonriente.

Y agrega: “Cuando haces las cosas bien, pues al final todo se alinea y encuentras las soluciones”.

Su parte favorita de emprender: La satisfacción de ver sus sueños hechos realidad.

¿Sabías qué?

En los primeros artes del Pa’l Norte se tenía contemplado el Cerro de la Silla y la Cola de Caballo.

Uno de sus mejores éxitos: Pa’l Norte

Pa’l Norte, es un festival de música que busca enaltecer todas las tradiciones del norte y se lleva a cabo anualmente desde 2012 en la ciudad de Monterrey, Nuevo León.

Nace cuando Óscar y Jesús viajaban por el país y pensaron que sería una buena idea llevar a Monterrey ese tipo de eventos que, en ese entonces, no existían.

Pese a que era una idea nueva y totalmente opuesta a lo que Apodaca Group hacía en ese entonces, su papá los apoyó y confió en ellos para llevarlo a cabo.

“Dijimos oye si hoy pasamos entre tanta inseguridad donde todos le echan a Monterrey, pues ¿por qué no hacemos algo que nos haga sentir orgullosos?”, dice Jesús.

Óscar Flores y Jesús Flores

En ese entonces, los hermanos Flores, tenían todo en contra, no tenían patrocinadores, en medio de la inseguridad y no existían festivales en Monterrey pero decidieron apostarle a los regios.

Sin nombre y sin lugar, Óscar consiguió contratar a los primeros dos artistas: Zoé y Calle 13, ya con ello empezaron a lanzarlo poco a poco.

Óscar siempre se ha considerado muy “aventado” y su hermano Jesús es quien pisa el freno, comenta que al principio fue complicado porque nadie imaginaba un festival en Monterrey pero después todo se fue acomodando.

“Ahí aprendimos como emprendedor que no tienes que esperarte a tener el escenario ideal”, explica Jesús.

El crecimiento del festival a lo largo de los años ha sido remarcable y algo que Óscar menciona que siempre buscan cada año es: generar experiencias.

“Cada año buscamos añadir nuevas experiencias para que no quede solamente en un festival de música”, dice Óscar.

Dato curioso: En el cuarto año de Pa’l Norte se creó el escenario sorpresa.

Con el paso del tiempo, el festival creció y nuevas herramientas de tecnología necesitaron ser aplicadas para mejorar la comunicación y nuevamente, las experiencias.

Pa’l Norte, ha implementado en la zona VIP una herramienta llamada cash less para que los asistentes puedan pagar de manera ágil con su pulsera.

Sin embargo, es algo que con lo que actualmente se trabaja ya que se requiere de tiempo especialmente para la capacitación y montaje.

¿Qué existe detrás del Pa’l Norte?

La organización de un festival de este tamaño toma un año y Jesús nos cuenta la manera en la que lo hacen.

“Son dos semanas en las que entramos al parque a montar, pero realmente ahorita ya estamos buscando artistas para el 2021, prácticamente el evento toma un año”, dice.

Apasionado y emocionado por el proceso, Jesús platica que el festival inicia desde que los artistas llegan a Monterrey y es cuando empieza la logística de camionetas, transportes y hoteles.

Señala que es una gran cantidad de gente a la que controlan y que el itinerario de los artistas se convierte en ese tiempo, en uno de los retos más grandes.

Otro de ellos, para que todos puedan tener una mejor experiencia, es mantener que todo dentro del festival se encuentre con la menor fila posible. Desde baños, barras y comidas.

¿Creerías sencillo formar un lineup?

Óscar, da a conocer un poco de la metodología del festival y plática que claramente es complicado ya que son 100 artistas.

Primeramente, se tienen que localizar los artistas y ¿cómo lo hacen?, buscando el que más suene, el que esté de moda, recomendaciones por disqueras o el que esté por sacar nuevo disco.

¿Qué sea buen elemento? Es una navaja de dos filos porque como dice Óscar, “un año estás sonando en la radio y para el otro ya no”.

Seguido de esto, Óscar recalca que pasan aproximadamente 5 meses en obtener respuesta y al haber pasado el tiempo: es momento de anunciar el lineup.

“Antes era más sencillo, hoy es un poco difícil crearlo porque si antes tenía 20 opciones, hoy me quedan 10, tenemos más contactos pero menos opciones”, dice Jesús.

Óscar Flores y Jesús Flores.

Actúan en pro al medio ambiente

Todos los montajes que se realizan en el Parque Fundidora están pensados para colocarse en zonas donde no se afecte el flujo de ciclistas o las áreas verdes.

Entonces, Jesús platica que si es domingo y el pasto amanece muy dañado, en ese justo momento ya hay camiones esperando para plantar el pasto afectado.

Cada vez, los hermanos Flores buscan ser parte del cuidado al medio ambiente y apoyar con distintas medidas de prevención y cuidado.

Es por esto que este año se implementará una dinámica que buscará reducir el número de vasos que Jesús identifica como la basura principal dentro del evento.

“Con nuestra marca principal que es Heineken, buscamos reducir todo tipo de cuestiones que muchas personas ven negativas y que nosotros vemos positivo por cómo se ve a Monterrey”, menciona Jesús.

El sentido comercial desde pequeños

  • Vendían duraznos que caían del árbol de un vecino
  • Vendían cassettes fuera de los bailes que organizaba su papá.

La mejor forma de seguir creciendo es invirtiendo

Algo interesante de saber es cómo pudieron lograr llegar a donde ahora se encuentran y es que si en algo no debes estar pensando, es en el ingreso.

“Si piensas fríamente en todos los gastos que se necesitan hacer por ejemplo con los arcos del Pa’l Norte, no lo harías. Pero si no lo haces, te estás quedando atrás y nosotros buscamos ser el mejor festival”, dice Jesús.

Lo importante es estar concentrado en cómo crecer el negocio, cómo meter más creatividad y experiencias a la gente para que quieran ser parte de él.

Una cosa que cuidan mucho en los números de Apodaca Group, es poder tener eventos durante todo el año para encontrar un balance y administrar sus activos durante todo el año.

Evidentemente, Pa’l Norte es el evento más grande que hoy realizan pero, por ello, han creado las divisiones que ayudan a que cada empresa sea por sí sola exitosa.

Óscar y Jesús, te recomiendan siempre buscar el replicar con marcas ya que ellos son la pieza clave.

“Si alguien está pensando en empezar en el entretenimiento, tiene que crear aliados y ser muy flexibles porque las estrategias de marca van cambiando siempre”, dice Jesús.

Es cuando, con el tiempo, la marca puede formar parte del evento y como en su caso, su socio Tecate, dio a conocer su edición limitada de latas de cerveza.

Crear alianzas con tu familia, proveedores, tu equipo de trabajo y patrocinadores, hace que cada vez la gente crea más en tu proyecto y que te esfuerces más día con día.

Lee también: En apoyo al crecimiento de las pymes

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *