Emprendedores Startup

La historia detrás del éxito del primer Hard Seltzer en México

La primer marca en detonar una oleada de lanzamientos de Hard Seltzer en México, Fitzer, nos cuenta cómo están duplicando su tamaño cada mes.

La startup Fitzer le atribuye al talento del equipo y no tomar atajos en ningún rubro de la cadena de valor, el hecho de estar creciendo a pasos agigantados creando una categoría, Hard Seltzer, que estiman puede llegar a valer 1 billón de dólares en el país. 

“La cultura y el talento del equipo son los diferenciadores clave que nos harán agrandar la brecha contra la competencia”

Tomás Loeser, co-fundador de Fitzer.

“ No es suficiente con tener la estrategia y la ejecución correctas” 

Patricio Brito, Oscar García y Tomás Loeser fundadores de Fitzer, durante su MBA en EU, vieron que un producto así sería ideal para el mercado latino y decidieron empezar la aventura por México. 

Los competidores que tomen atajos como usar alcohol destilado y no fermentado para ahorrar costos o que no pongan al consumidor en el centro de sus acciones están destinadas al fracaso.

Los consumidores cambiarán, las bebidas alcohólicas de baja graduación, no

“Los consumidores cambiaron pero las bebidas alcohólicas de baja graduación, incluida la cerveza, no”

Vicente Cortina, el responsable de Marketing de Fitzer.

A pesar de tener un similar grado de alcohol que una cerveza, el Hard Seltzer contiene menor nivel calórico y de carbohidratos que las cervezas ultra-lights

La cerveza contiene carbohidratos por estar hecha a base de granos.  

Fitzer se elabora con fermentación, de manera similar a la cerveza, pero mediante una fermentación en frío de azúcar de caña que luego de un proceso de extensa filtración queda únicamente el alcoho.

Se le añade agua y posteriormente se agregan extractos de sabores naturales y se carbonata, resultando en una bebida muy ligera y refrescante. 

“Nuestro proceso de hacer una bebida alcohólica es el proceso más natural y sostenible que existe al consumidor al no añadir edulcorantes ni endulzantes artificiales” afirma Cortina.

Los números son impresionantes: se necesitan 20 fitzers para tomar los mismos carbohidratos que una cerveza, 50 fitzers para una cuba y 60 Fitzers para una paloma.

En calorías la equivalencia se compara a una cerveza ultra ligera, pero Fitzer es libre de gluten y keto friendly, características que lo convierten en un producto muy sano.  

Tras bambalinas

Oscar es encargado de producción y comenta que en los últimos 3 meses han perfeccionado los procesos industriales y han encontraron la manera de incrementar 20 veces su capacidad.

“Ha sido un esfuerzo enorme lo que pensábamos crecer en 5 años, lo hemos hecho en 5 meses”

Oscar García, co-fundador de Fitzer. 

Pasaron de usar un excel a usar un sistema completo que les permitiera de inicio a fin, tener el control y automatización de los procesos.

¿Quieres probar una Fitzer? da click aquí.