La Ética del Financiamiento de Capital de Riesgo en tiempos de guerra
Financiamiento

La Ética del Financiamiento de Capital de Riesgo en tiempos de guerra

Un emprendedor en búsqueda de capital de riesgo y capital semilla para el desarrollo de un nuevo proyecto no cuestionaba el origen de los fondos que financiaban su proyecto. Sin embargo, esta visión está cambiando en el Sillicon Valley (Valle del Silicio) de San Francisco, E.U.A. a raíz del conflicto Rusia-Ucrania.

Considérese como ejemplo, el caso de Fort Ross Venture (FRV), que desde hace siete años llegó al Sillicon Valley con el objetivo de financiar a compañías nacientes.

Aparece como una compañía que oferta capital de riesgo y capital semilla para los proyectos de tecnología con el fin de impulsar a los emprendedores. El banco Sberbank con sede en Moscú es uno de sus principales fondeadores.

El surgimiento de la impopular guerra Rusia-Ucrania hizo que el 24 de Febrero de 2022 se le impusieran sanciones económicas al banco ruso Sberbank, lo que ocasionó que las acciones de éste perdieran la mitad de su valor.

El 28 de Febrero de 2022, el Sberbank Europe, con sede en Viena, Austria, y propiedad de Sberbank, que brindaba servicios financieros a más de 780,000 clientes en ocho países de Europa central y oriental, enfrentaba una posible quiebra como consecuencias de las sanciones por la guerra: Deutsche Börs, una bolsa de valores alemana, suspendió el comercio de las acciones del banco y dos días después, Sberbank Europe decidió retirarse del mercado europeo.

El resto de los inversionistas de FRV empezaron a ponerse nerviosos por el dinero invertido en la empresa. Sin embargo, Victor Orlovski los tranquilizó asegurando que si un inversionista es tóxico para los demás, sólo se aíslan de él.

Desmantelando la relación con Rusia

Durante las últimas semanas los negocios a nivel global se apresuraron a desvincularse de las empresas con participación de capital ruso. Sin embargo, para las empresas de capital de riesgo el proceso de desvincularse de los fondos rusos ha sido un proceso muy difícil y doloroso.

Los montos de dinero ruso comprometidos en algunos casos para emprendedores son parte de fondos mas grandes.

Por ejemplo, si mucha de la riqueza rusa está en inversiones en oficinas fuera de su territorio, no resulta fácil distinguir cuál monto de dicho capital viene de Rusia.

Hay empresas de capital de riesgo que cuando ofrecen fondear un proyecto emprendedor, no es necesario detallar cómo se compone dicho capital ni quiénes son los inversionistas que están detrás de ese fondeo.

Resulta difícil identificar si el proyecto emprendedor va a ser inundado de fondos rusos.

De acuerdo con la compañía PitchBook que da un seguimiento a los montos de dinero dirigido a proyectos de emprendimiento, reporta que en el año 2021 inversionistas rusos aportaron nueve mil millones de dólares (tres veces el monto invertido en el 2020) en proyectos innovadores a través de 232 acuerdos que se llevaron a cabo en países fuera de Rusia.

Los receptores de dichos fondos hoy por hoy se sienten nerviosos y preocupados, ya que las empresas que fondean capital de riesgo están rechazando tanto a las compañías como a los fondeos de inversionistas ligados a Rusia.

Jeffrey Stein, de la empresa Deep Discovery y a cargo de la investigación de crímenes financieros, estableció que existe una lista de inversionistas y empresas sancionadas.

Si la empresa que otorgó el fondeo no estuviera en esa lista, entonces no habría problema con el proyecto de emprendimiento.

Durante la administración de Barack Obama hubo buena relación con Rusia, por lo que las empresas fondeadoras de capital de riesgo, DCM así como IVP, recibieron  capital de riesgo de una empresa rusa de fondos de riesgo.

Ambas empresas demostraron que la aportación rusa en fondos desde el 2010 fue menor al 1% del fondo total, y están investigando con sus abogados como acatar las sanciones y regulaciones con respecto a la relación con Rusia.

Por su parte, la compañía de fondos de riesgo Index Ventures, con oficinas en Londres y California, se comprometió públicamente a no realizar inversión alguna en Rusia hasta que se aclare la situación con Ucrania y a no recibir fondo alguno de origen ruso para el portafolio de sus fondeos a emprendedores con el fin de cortar todo nexo con el país soviético.

 Ética en la estructuración del capital de riesgo

Co-invertir con inversionistas rusos se está convirtiendo en un proyecto peligroso en todos los ambientes financieros del mundo.

Index Ventures declaró en febrero de 2022 que no co-invertiría con inversionistas que tengan algún lazo de unión con el Kremlin.

Esta declaración se hizo efectiva cuando le pidió a un inversionista ruso que se retirara de la mesa del portafolio de recursos semilla que estaba ofreciendo Hoxton Ventures, su filial de Londres, a un proyecto emprendedor en Gran Bretaña.

Uno de los socios, Hussein Kanji, hizo una declaración importante al respecto: “No quisiera nunca tener el riesgo que en la tabla de capitalización de un proyecto (cap table) aparezcan inversionistas que pudieran ser sancionados. Hoy por hoy hay que elegir, y es necesario elegir estar en el lado correcto”.

Como una reacción a este inesperado cambio geopolítico en el mundo, importantes inversionistas rusos están trabajando legalmente para ponerse ellos mismos a distancia de su propio país.

Un ejemplo lo constituye la empresa de capital de riesgo RTP Global, fundada por el ciudadano ruso Leonid Boguslavsky, que apareció en una lista del Tesoro de E.U.A. identificado como aliado de Vladimir Putin en el año 2018.

Esta empresa que inició financiando proyectos de alta tecnología en el 2000 bajo el nombre de ru-Net, tiene su base en Londres y desde ahí sigue sin problema financiando proyectos emprendedores en Europa, Norte América, India y el Sureste de Asia. Así lo confirma un comunicado dado a conocer por la empresa en Febrero de 2022.

La defensa de las empresas con capital ruso que aportan capital de riesgo y capital privado para los emprendimientos, están estableciendo en su desglose de inversionistas que se han alejado de la influencia rusa.

El caso más conocido fue el de un millonario ruso-israelí, Yuri Milner, que a través de su empresa DST Global, fue de los primeros inversionistas en fondear proyectos visionarios de Internet en etapa avanzada como Alibaba Group Holding Ltd., Facebook, Inc. y Twitter Inc.

Esta empresa es considerada como una de las más grandes e influyentes del mundo con un estimado de cincuenta mil millones de dólares en activos bajo su administración.  

Desde el año 2014 cuando Rusia invadió la Península de Crimea, el banco estatal ruso VTB recibió sanciones financieras. Por lo que Yuri Milner declaró que ya habían devuelto el dinero aportado por ese banco y que sólo el 3% del capital de DST Global había sido de procedencia rusa antes del 2011.

Otro de los inversionistas de esta empresa, Alisher Usmanov, está en la lista del Tesoro de E.U.A. como aliado de Putin. Sin embargo, DST Global volvió a confirmar que este millonario ruso ya no ha aportado fondos a la empresa desde el año 2011.

Entre las acciones importantes que Yuri Milner ha realizado recientemente es condenar las atrocidades que Rusia está haciendo en Ucrania, y como muestra de solidaridad, su fundación donó millones de dólares a la campaña de refugiados GoFundMe llevada a cabo por Ashton Kutcher y su esposa ucraniana-americana Mila Kunis.

Yuri Milner también anunció el otorgamiento de 3 millones de dólares para apoyar a todos los científicos que huyen del conflicto en Ucrania.

 Nuevas reglas internacionales  

Los emprendimientos en el mundo están siendo afectados por las nuevas reglas internacionales en cuanto al fondeo de las compañías de capital de riesgo y capital privado. Mientras que en el pasado deseaban recibir dinero de cualquier inversionista sin importar su nacionalidad, hoy la guerra de Rusia-Ucrania ha cambiado las reglas y la visión geopolítica de estas empresas.

La moralidad de las compañías que ofrecen fondeo a los emprendedores se ha vuelto muy compleja.

Las sanciones a Rusia y a su banco Sberbank cambian el panorama ante el peligro de un posible congelamiento de fondos rusos. Mientras que en el pasado lo único que se requería a estas compañías era acatar la ley financiera y apoyar en la construcción de negocios exitosos utilizando los fondos disponibles, hoy por hoy, el acatar la ley se vuelve más complicado ante la proliferación de las sanciones económicas impuestas a Rusia.

El entorno bélico internacional establece nuevas reglas y una conciencia moral y ética en las decisiones de fondeo para emprendedores.

También te puede interesar leer: Así afecta la invasión de Ucrania a la economía de las startups.