Henry continuará invirtiendo en la educación de personas de México
Noticias

Henry cierra su Serie A de $10 millones de dólares para continuar invirtiendo en la educación de personas de México

Henry, la academia de tecnología que ofrece carreras a costo inicial cero y ayuda a los egresados a conseguir trabajo, logró una inversión de 10 millones de dólares para seguir formando talento latinoamericano y conectarlos con trabajos remotos de cualquier parte del mundo.

Henry, la academia de tecnología que invierte en la educación de las personas en América Latina, logra una inversión de $10 millones de dólares para seguir formando talento latinoamericano que se incorpore a las nuevas empresas tecnológicas mundiales. La ronda de serie A fue co-liderada por Kayyak Ventures y Seaya Cathay y cuenta con la participación de Dila Capital, Amarena y Eduardo della Maggiora (Betterfly). A la lista se suman Matías Woloski (Auth0), Accion Venture Lab, y Draper University, entre otros inversores y emprendedores del sector tech. El objetivo de la ronda está destinado a invertir en la educación de personas de México. Hoy en día, Henry tiene más de 5,000 estudiantes y los graduados ya están trabajando de forma remota para empresas de Latinoamérica, EE. UU., y Europa, entre ellas Kavak, Globant, Accenture y Mercado Libre.

El mercado de México y América Latina ofrece un gran potencial gracias a la digitalización de las empresas, sin embargo, existe un problema relacionado con la escasez de talento calificado en Tecnologías de la Información (TI). Actualmente, las carreras tradicionales, por su extensión y currículas desactualizadas, ofrecen menos oportunidades de empleabilidad y no están preparadas para crear el talento tecnológico que se necesita. En contraste, la demanda de trabajos en tecnología no para de crecer y, de acuerdo a un estudio de Microsoft y LinkedIn, se espera que para 2025 haya más de 10 millones de vacantes abiertas en la región, de las cuales 5 millones serán vacantes en empresas mexicanas, lo que refleja el gran potencial en el país.

En este contexto, Henry se consolida, a dos años de su nacimiento, como la primera academia de tecnología de Latinoamérica 100% online y en vivo que invierte en la educación de las personas. Tiene la misión de acelerar la transición de Latinoamérica hacia la igualdad social conectando latinoamericanos con empleos bien remunerados. Su plataforma 100% digital permite estudiar carreras tecnológicas con un costo inicial de cero: los estudiantes pagan solo cuando consiguen un empleo. “Queremos democratizar el acceso a la educación de calidad con herramientas muy concretas, como lo es el Acuerdo de Ingresos Compartidos, un modelo de financiamiento que nos permite invertir en la educación de nuestros estudiantes quienes solo pagan un porcentaje de su sueldo cuando consiguen un empleo”, explica Martín Borchardt, Fundador y CEO. 

Henry ofrece dos carreras cortas, intensas y de rápida inserción laboral: Desarrollo Full Stack y Data Science. Con una modalidad 100% digital y en vivo, cualquier interesado, sin conocimientos previos, puede capacitarse en tecnología e insertarse rápidamente en compañías de primera línea a nivel mundial. Las currículas incluyen más de 800 horas de código y están diseñadas en conjunto con líderes y expertos del ecosistema tech. Durante la carrera, los estudiantes realizan proyectos y se enfrentan a experiencias del mundo real trabajando en equipo y de manera colaborativa. Además de formarse en el tech stack que demanda la industria, Henry ofrece un módulo de Job Prep que brinda a los estudiantes capacitación en soft skills, tan necesarias como las habilidades técnicas para conseguir un primer trabajo en tecnología.

Henry tiene la meta de formar a 100,000 programadores para 2025, invirtiendo en educación de calidad, y resolver la problemática de la falta de talento calificado que tienen las compañías. El 90% de los graduados consiguió trabajo en tech dentro los seis meses después de haber terminado Henry y en promedio, multiplicaron sus ingresos 4 veces.

Por su parte, Luz Borchardt, Co-fundadora de Henry recuerda que “queremos ser la academia de tecnología con mayor calidad, volumen e impacto social de Latinoamérica”, y agrega: “buscamos llegar a cada rincón de México con nuestra propuesta para que cada vez más mexicanos y mexicanas tengan acceso a educación en carreras de tecnología y puedan tener buenas oportunidades laborales. Queremos que todas las personas tengan la oportunidad de hacer una carrera en tecnología y cambiar su realidad accediendo a una mejor calidad de vida. Estamos invirtiendo en el talento del futuro, en todo ese potencial humano que aún está por descubrirse”.

«Henry es una compañía que aborda los grandes problemas que tiene la educación en Latinoamérica en términos de cobertura, calidad y pertinencia. Mediante un modelo de educación colaborativo, escalable y basado en cohortes, prepara muy bien a sus alumnos para enfrentarse al mercado laboral”, explica Evelyn Von Bischhoffshausen, General Partner de Kayyak Ventures, y resume: “la propuesta de valor es extremadamente atractiva tanto para los estudiantes como para las compañías que se encuentran en búsqueda de talento tecnológico”.

Por su parte, para Federico Gómez Romero, director de Seaya Cathay Latam, “el enfoque único de Henry para las academias tecnológicas tiene el potencial de marcar una gran diferencia para Latinoamérica en un momento decisivo, al reducir las brechas de habilidades, el acceso a la educación superior y la desigualdad de ingresos”. “Con sus facilidades de pago, plan de estudios de alta calidad, educación a remoto y acceso a los mejores empleadores, creemos que la empresa está bien posicionada para tener un impacto positivo y duradero mientras lidera un mercado muy atractivo”, concluye.

También te puede interesar leer: Slack: El futuro digital del teamwork