Coaching y Consultoría Eventos

Fuckup Nights LATAM

El fracaso está en todas partes: en los negocios, la comunicación, la tecnología, la política, el arte. Pero constantemente nos dicen que el fracaso está mal, que es vergonzoso.

Fuckup Nights es el movimiento que después de 7 años ha llegado a más de 300 ciudades para compartir historias de fracaso profesional en todos los idiomas.

En estos momentos de pandemia es importante para ellos mantener segura a su comunidad global, por lo que pausaron las reuniones y eventos sociales. Pero eso no impide que el fracaso se siga compartiendo y ahora une a varios países de Latinoamérica en un solo evento por segunda ocasión.

Cuatro historias de fracaso

Cuatro países unidos por primera vez en la historia del movimiento. En esta ocasión se reunieron Panamá, Guatemala, Miami (EUA) y México al desarrollo de este evento.

Comenzamos el evento con Franklyn Robinson que representaba a Fuckup Nights Panamá y su gran historia. El periodista de espectáculos pasó por varios problemas de discriminación por su color y sexualidad, su procedencia y su forma irreverente de hacer periodismo hasta llegar a perder dos programas de televisión.

Pero eso no lo detuvo, reconocer que su esencia es más importante que el fracaso de tener una sociedad tradicional le abrió puertas a abrir su canal Revolución TV.

Después la gran historia de Diana Bonilla, Directora Ejecutiva FUNDAL y Co-fundadora LUNA, conmovió a todos los espectadores al momento de contar la historia de cuando fracasó como profesionista y madre al no saber reconocer el autismo de su hija Emma en las primeras etapas.

Ahora trata de que más familias no pasen por ese conflicto de duelo y que no vean esta etapa como un fracaso sino como una oportunidad. Ella representaba a Fuckup Nights Guatemala. 

También escuchamos la historia de Maryangel García-Ramos quien representó a Fuckup Nights CDMX. Ella es activista de los derechos de las mujeres con discapacidad y Líder de la oficina de Diversidad e Inclusión del Tecnológico de Monterrey.

Aún con todos sus títulos y obstáculos vencidos, vivió una historia en donde el síndrome del impostor se apoderó de ella al representar a México en las Naciones Unidas. No logró grandes proyectos ni tuvo una gran experiencia por dejar de creer en sí misma.

Y para cerrar el evento, Horacio Iezzi que representó a Fuckup Nights Miami, nos puso la piel de gallina al mostrarse vulnerable contando la historia de como perdió 3 de sus negocios y como la depresión casi termina con su vida.

Fuckup Nights y todos los Fuckuppers de Latinoamérica se seguirán uniendo en estas ediciones online para traer las mejores historias de fracaso a su público. Lo mejor que trajo esta pandemia es que por fin todas las ciudades del movimiento se unieron para crear más conversaciones difíciles y derrotar el ego en el mundo.

Estén pendientes a su siguiente edición en www.fuckupnights.com/edicionespecial/ porque tendrá una temática muy interesante sobre Diversidad e igualdad de Género en su foro. 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *