Estilo de vida

¿Cuánto impacta el aluminio reciclado y por qué reciclarlo?

El aluminio, aunque es muy cuantioso en nuestro planeta, tiene unos altos costes de extracción, especialmente energéticos pero, el aluminio reciclado ahorra un 94% de energía; una de las razones por las que se debería reciclar en su mayoría.

¿Cómo se obtiene el aluminio?

Se obtiene a traves de la bauxita, las minas de bauxita tienen un impacto ambiental muy grave al territorio. Al ser minas abiertas, el impacto en el medio es más grave que en mina subterránea, puesto que los daños son en gran parte irreversibles. La extracción de bauxita erosiona el suelo y elimina toda la flora, afectando también a la fauna de  ese entorno.

Uno de los retos más importantes para RIISA como empresa, es el compromiso con la sociedad y el ecosistema, quienes preocupados por el bienestar ecológico y social, unen esfuerzos mediante el reciclaje creando conciencia para un mejor presente y un futuro prometedor.

Su contaminación en el medio ambiente

La contaminación que genera la industria del aluminio es preocupante porque arrolla millones de toneladas al año de gases de efecto invernadero, como el dióxido de carbono, y gases que están presentes también en la lluvia ácida como el óxido de azufre y el óxido de nitrógeno. Además, el proceso de  transformación de la bauxita en aluminio requiere de grandes cantidades de energía y agua.

El reciclaje del aluminio es uno de los más rentables para la industria, ya que se aprovecha prácticamente la totalidad de los desechos.

En RIISA, mediante sus procesos de recuperación y reciclaje, ayudan a disminuir los efectos de las industrias, reduciendo las emisiones del efecto invernadero, y el desgaste que genera la explotación de minerales.

¿Qué se recicla?

  • Latas
  • Cables
  • Embalajes
  • Muebles
  • Perfiles de construcción
  • Virutas producidas al fabricarse objetos

“Todo ello hace que prácticamente la totalidad del aluminio empleado en la industria, sea reciclado, a pesar que a nivel doméstico no se recicle prácticamente”

Elizabeth Pruneda, Coordinadora de Publicidad y Marketing digital en RIISA.  

¿Cómo el aluminio es reciclado?

Su proceso de reciclaje comienza con la recolección de dicho material, para su posterior traslado a la planta de reciclaje, donde se separa, limpia y se aplasta creando grandes bloques.

Después, se funde y, en el caso de Riisa, se exportan pacas creando de nuevo láminas de este material, listas para un nuevo uso.

Los beneficios del aluminio reciclado

Debido a que el aluminio puede reciclarse infinitamente, al reciclarse vuelve a convertirse en latas, piezas para auto y demás usos que tiene este material.

Se aprovecha el 100% del material y, gracias a ello, se ahorra el 95% de la energía, si se compara con la producción a partir del mineral (bauxita).

La producción con aluminio reciclado genera sólo un 15% de las emisiones de gases de efecto invernadero, causantes del cambio climático.

Las empresas y su impacto en la industria del reciclaje

A nivel mundial, tanto las empresas como las personas han iniciado un cambio de perspectiva sobre la importancia de los temas ambientales y el impacto que cada una de nuestras actividades diarias tienen en el medio ambiente.

Son muchas las empresas que han considerado esta nueva perspectiva ambiental para innovar en sus procesos e implementar proyectos que buscan el cuidado y la preservación de los recursos naturales y con ello sobresalir sobre sus competidores, mejorando también sus márgenes de utilidad.

Como parte de los nuevos proyectos que buscan el cuidado y la preservación de los recursos naturales, las empresas han puesto en marcha esquemas de reciclaje al ser una de las mejores opciones para generar un impacto ambiental positivo en el corto, mediano y largo plazo.

¿Cómo contribuir al medio ambiente?

Utilizando métodos de eco eficiencia en sus procesos, las organizaciones pueden minimizar la generación de residuos desde su origen en el proceso de selección de la materia prima, hasta la innovación en la utilización de equipos más eficientes y con pérdida de producto.

“Las empresas no solamente se deben enfocar en la gestión integral de los residuos. Deben buscar la eficiencia en toda la cadena de valor incluyendo los insumos y sus procesos”, finaliza Pruneda.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *