Wellness

Economía circular: Un modelo de producción y consumo sostenible para tu empresa

Conoce en qué consiste el modelo de economía circular y cómo implementarlo en tu organización.

A través de los años, la producción de bienes se ha transformado con tecnologías nuevas, y las tendencias del mercado han marcado la dirección de su crecimiento. Sin embargo, este sector no ha logrado evolucionar del todo, ya que la gran mayoría de las industrias aún se rigen con un modelo de economía lineal basado en producir, utilizar y tirar, en lugar de un modelo enfocado en la economía circular.

Los avances tecnológicos han tomado un rol antagónico en este escenario, el tiempo de actualización de productos y servicios se ha reducido notablemente, por lo que su tiempo de vida útil también. Este concepto también conocido como obsolencia programada genera una constante demanda por productos nuevos que terminan acelerando la producción de desechos. De ahí la necesidad de apostar a la economía circular.

El cambio climático y la conciencia sobre el medio ambiente ha impulsado a considerar nuevas alternativas de consumo. Aquí es donde surge la economía circular, un modelo de producción y consumo que consiste en la reulitización de productos enteros y sus componentes. Este modelo permite darle una segunda (incluso tercera o cuarta) vida a los bienes de consumo. En vez de producir, utilizar y tirar, revertimos este último paso a “transformar” para iniciar el ciclo nuevamente.  

¿Cómo combatir el cambio climático?

Un ejemplo sencillo de este modelo aplicado es cuando en casa se reutiliza una lata, que antes contenía alimentos o bebidas como portalapices. A nivel industrial, un ejemplo sería la compresión en pellets del plástico PET de una botella de agua. Esta nueva unidad en la que fue transformado permite procesarlo en productos plásticos completamente nuevos. Lo que en un inicio fue una botella de agua, ahora tiene una segunda vida como unos lentes de sol o calzado deportivo. 

De esta manera reducimos en el tiempo la cantidad de residuos no biodegradables. No se trata de detener el consumo, si no de introducirlo en un sistema sostenible. ¿Por qué necesitamos cambiar a este modelo económico? En México, una persona genera aproximadamente 1.16 kg de basura al día, y nuestro país encabeza la lista de producción de residuos sólidos a nivel Latinoamérica. Estas cifras son un claro llamado a la acción. 

Integra la economía circular en tu empresa

Toda organización, sin importar su giro, hace uso de recursos materiales para su actividad, algunas en mayor medida que otras. Los dos principales componentes que habilitan la implementación de la economia circular son la creación de sistemas de recolección y reciclaje, así como la educación de los consumidores. En otras palabras, crear oferta y demanda de productos verdes. Esto puede ser aplicado a nivel micro dentro de una empresa o macro a nivel ciudad o país. 

Para llevarlo al interior de tu emprendimiento, la primera invitación sería realizar una auditoría de los materiales utilizados en el día a día, así como un sondeo de la cultura del cuidado del medio ambiente en los colaboradores que la conforman. Teniendo esta información podrán implementar soluciones aterrizadas a su realidad. 

En RIISA podemos ayudarte a cumplir tus objetivos en materia de sostenibilidad ambiental. Nos especializamos en el reciclaje de materiales de difícil recuperación, y buscamos darle una segunda vida tanto a plásticos como metales que se encuentran dentro de productos que concluyeron su vida últil. Convertimos desechos en materia prima para generar nuevos productos. Si necesitas más información no dudes en contactarnos.

También te puede interesar: Reciclaje en empresas, 5 maneras de fomentarlo en tu organización.