Financiamiento

¡Crece tus ahorros! Guía para invertir en fondos de inversión

No tengas el dinero parado, atrévete a invertir en fondos de inversión a través de los bancos y genera rendimientos. Descubre cómo empezar tus inversiones.

Es momento de sacarle provecho al dinero que ahorraste. Una forma efectiva y confiable de hacerlo es invertir en fondos de inversión, ya que te permite obtener ganancias con el paso del tiempo. Con ese dinero podrías comprar la casa o el coche que siempre has querido, viajar por todo el mundo, alcanzar la libertad financiera, pagar la cuenta en un restaurante sin preocupaciones, o cumplir tus metas.

Probablemente piensas que invertir en fondos de inversión es para empresarios o expertos en finanzas, y que necesitas mucho dinero. La realidad es que las inversiones son para todos. Ahora el mercado cuenta con más variedad de opciones para crecer tu dinero. Por ejemplo, los bancos te permiten invertir pequeñas cantidades y sin tantas complicaciones, de acuerdo a tus posibilidades y experiencia como inversor.

Es una alternativa para pequeños y medianos inversores, personas como tú que buscan más ingresos y se preguntan en dónde invertir mi dinero. Si tienes el hábito del ahorro, quieres empezar a invertir o buscas nuevos esquemas para crecer tu capital, esta opción es ideal para ti.

¿Cómo invertir mi dinero?

Antes de poner los ahorros en estos vehículos financieros, debes saber cómo funcionan, porque como dice Warren Buffett, “el riesgo proviene de no saber lo que estás haciendo”. Entre más te informes, podrás tomar mejores decisiones.

Los fondos de inversión reúnen el dinero de muchas personas que buscan cómo invertir dinero y lo emplean para comprar acciones de empresas que cotizan en la bolsa de valores, o para financiar proyectos del gobierno federal (Cetes) y de empresas privadas. Esto depende de los instrumentos financieros que utiliza cada fondo. Es como si prestaras tu dinero, pero a cambio obtienes ganancias llamadas rendimientos.

En el caso de los bancos, éstos actúan como intermediarios entre los fondos y personas que ceden sus ahorros en busca de una ganancia. El capital es administrado por profesionales altamente capacitados y procuran que todos obtengan mejores beneficios. Aún así, recuerda que cualquier inversión implica un riesgo y los rendimientos pueden variar.

Cuando inviertes te vuelves accionista del fondo de inversión y recibes una cantidad de títulos o acciones proporcionales al dinero que aportaste. Es como si te dieran la rebanada del pastel que te corresponde. Además, tú decides por cuánto tiempo quieres invertir. Hay fondos de corto plazo (uno a 12 meses de bajo riesgo), mediano plazo (uno a tres años de riesgo moderado), y largo plazo (tres años en adelante con riesgo alto).

Mientras más grande es el plazo, se espera que el rendimiento sea mayor, y tienes la posibilidad de cobrar las ganancias cuando quieras. Puedes invertir en cualquiera de los cuatro tipos de fondos de inversión que existen, según la Comisión Nacional Bancaria y de Valores (CNBV), la entidad que supervisa y regula a las instituciones financieras en México.

1. Renta variable: Invierte en acciones de empresas, instrumentos de deuda gubernamentales (cetes, udibonos, bondes y bonos del gobierno federal), y también en instrumentos de deuda privados (papeles corporativos y pagarés bancarios).

2. Deuda: Destina los recursos únicamente a instrumentos de deuda gubernamental y privados.

3. Inversión de capitales: Utiliza el dinero temporalmente para financiar la operación de empresas privadas que requieren recursos.

4. Inversión de objeto limitado: Invierte con los instrumentos financieros definidos en sus estatutos y en su prospecto de información al público inversionista.

Invierte de forma inteligente

Ahora que ya conoces el funcionamiento de estos instrumentos financieros y cómo puedes ganar dinero, el siguiente paso es invertir. ¿Por dónde comenzar? Sigue estas recomendaciones.

1. Guarda dinero

El primer paso para invertir es ahorrar. Si te cuesta trabajo organizar tus finanzas, puedes aplicar la regla 50/30/20. De todos tus ingresos mensuales, ocupa el 50% para necesidades básicas como renta y alimentos, el 30% para gastos personales como viajes o entradas al cine, y ahorra el 20% para pagar deudas o invertir.

2. Identifica qué tipo de inversionista eres

Hay tres tipos de inversores de acuerdo con la Condusef. El conservador invierte a corto y mediano plazo, no le gusta arriesgarse y prefiere tener su dinero seguro a pesar de ganar poco. El moderado invierte a mediano y largo plazo, se arriesga un poco más que el conservador, y sabe que tendrá ganancias en un periodo más largo.

Por último, el inversor agresivo invierte a largo plazo y prefiere correr riesgos muy altos para obtener grandes rendimientos. Apuesta en fondos de renta variable y en instrumentos del mercado de capitales, principalmente en acciones.

Antes de buscar en dónde invertir tu dinero, la recomendación es que analices con cuál de estos inversionistas te identificas, así podrás decidir si inviertes a corto, mediano o largo plazo. También considera el periodo que fijaste para cumplir tus metas, puede ser que necesites liquidez en más o menos tiempo.

3. Elije un fondo apto para ti

Si eres novato o principiante, lo mejor es que inviertas en fondos de bajo riesgo y corto plazo como los de deuda. En cambio, si estás familiarizado con el tema de acciones, buscas mayor rendimiento y prefieres inversiones de alto riesgo, entonces una buena opción para ti son los fondos de largo plazo como el de renta variable.

4. Define cuánto invertir

Cada fondo de inversión tiene sus propios montos mínimos para invertir, lo ideal es buscar uno que se adapte a tus posibilidades económicas. En bancos como Banregio puedes hacerlo desde 10 mil pesos. Antes de fijar una cantidad considera tu capacidad de pago, el perfil de inversionista que tienes y si vas a invertir a corto, mediano o largo plazo.

5. ¿En dónde invertir?

La banca comercial ofrece diversas opciones. Si te interesa invertir en deuda, cobertura y renta variable, tómate un tiempo para revisar las cinco alternativas que ofrece Banregio para invertir en fondos de inversión.

  • Regio1 y Regio2: Invierte en una combinación de instrumentos gubernamentales y empresas con alta calidad crediticia. Ofrece un riesgo bajo de inversión.    
  • RegioB: Se trata de un fondo que invierte 30% en las empresas más sólidas de las economías más avanzadas del mundo, incluyendo las 500 empresas más grandes de Estados Unidos.
  • RegioC: Este fondo también invierte el 50% en empresas consolidadas de los países más desarrollados, entre las que están las 500 organizaciones más grandes de Estados Unidos.
  • HeyG: A diferencia de los otros fondos, este invierte 100% en las compañías más grandes de las naciones más avanzadas del mundo. Incluye las 500 empresas mejor valuadas de Estados Unidos.

Puedes contratar cualquiera de estas opciones sin renovaciones, vencimientos ni plazos forzosos, porque tú decides si inviertes una semana, un mes o varios años. Lo mejor de todo es que a través de la banca electrónica puedes consultar, controlar y operar tus inversiones. Acude a la sucursal de Banregio más cercana para abrir tu contrato.

6. Compra y vende

Para empezar a invertir es necesario que compres fondos. Es decir, adquirir las participaciones o acciones proporcionales a la cantidad de dinero que deseas invertir. Para recibir los rendimientos primero tendrás que vender tus acciones, y puedes hacerlo en el momento que creas conveniente, considerando los lineamientos del banco.

7. Diversifica tu inversión

La Condusef sugiere invertir en varios fondos de inversión con diferentes instrumentos financieros. Nunca pongas todos tus ahorros en uno solo. Puedes destinar una parte para un fondo que compra acciones en la bolsa, y otra cantidad a uno que invierte en Cetes. En caso de que un fondo genere rendimientos bajos, probablemente puedes compensarlos con los que te de el otro fondo.

Si eres principiante, lo mejor es empezar con pequeñas cantidades de dinero y aumentar la inversión poco a poco para que te familiarices con el tema.

8. Revisa el rendimiento histórico y la calificación

Los fondos de inversión no cuentan con un cotizador que indique las ganancias que obtendrás. En su lugar, revisa los rendimientos históricos para saber cuál te conviene. Otro aspecto que debes considerar es la calificación que tienen, va de la B (más baja) a la AAA (más alta). Esta informa la calidad crediticia y solvencia de los fondos.

9. Pide asesoría financiera

Para tener mejores resultados y tomar mejores decisiones al invertir, es recomendable que pidas ayuda a un asesor financiero. Pregúntale sobre su trayectoria, experiencia y registro ante la Asociación Mexicana de Instituciones Bursátiles (AMIB) para evitar posibles fraudes o estafas. Invertir en fondos de inversión puede ser el trampolín que necesitas para cumplir tus metas. Pero ¡cuidado! Las inversiones son un tema que no puedes tomar a la ligera.

Si tienes dudas déjanos tus datos en el siguiente formulario o ingresa aquí para recibir más información.