¿Qué necesita una empresa para convertirse en una Top Company de Y Combinator?
Emprendedores

¿Qué necesita una empresa para convertirse en una Top Company de Y Combinator?

YCombinator es hoy una de las aceleradoras de startups más prestigiosas del mundo. Las empresas en las que decide apostar se caracterizan por proponer modelos de negocio innovadores singulares con el potencial de convertirse en grandes negocios rentables.

Como todo emprendedor sabe, eso no es un camino fácil. 

Tal es así que, aunque más de 10 mil empresas aplican a su programa cada 6 meses, la tasa de aceptación es de apenas 1.5% y 2%. Aún con lo reducido de esta cifra, este grupo ha fondeado a más de 3 mil compañías desde 2005, entre los que destacan grandes nombres como Airbnb, Coinbase, Brex, Reddit, Dropbox, Rappi y, desde este año, Drip Capital.

En un mundo donde cientos de startups se guían por la tecnología y la necesidad de innovar, ¿cómo definir qué es lo que hace a una startup exitosa? ¿Cómo puede una startup aspirar a convertirse en una Top Company?

La respuesta obvia podría ser: las ganancias que genera a sus inversionistas. Pero para YCombinator, el tema es un poco más profundo.

El listado publicado recientemente reúne a las empresas de mayor crecimiento que han recibido entre 15 y 300 millones de dólares de fondeo y que se encuentran valoradas en 150 millones de dólares o más, ya sean compañías privadas, públicas o ya fuera del programa.

El primer criterio de Top Companies es la valuación de una startup

Independientemente de a cuál incubadora o grupo de inversionistas, los fundadores de una startup hayan recurrido, la valuación sigue siendo una métrica interesante conforme siguen en su camino de financiamiento y crecimiento.

La realidad es que la valuación es una métrica imperfecta que se guía por varios criterios, basado en resultados y datos duros, sí, pero también en el potencial que, a veces, resulta incierto y difícil de predecir al punto.

Considerando que la referencia es su más reciente inversión, la valuación es también un buen indicador del éxito de una empresa.

Entonces, replanteemos la pregunta: ¿qué necesita una empresa para tener una valuación alta? Para una empresa nueva y en vías de su maduración, hay dos puntos en particular.


El primero, que los inversionistas puedan ver y conectar con el problema grande y relevante que la empresa con su modelo de negocio, tecnología y talento está buscando resolver, dentro de un mercado en específico.

En segundo lugar, que la empresa efectivamente esté progresando para acercarse a su meta


En el caso de Drip Capital, nuestro camino comenzó en 2015. Entendiendo que, aunque las PyMEs se involucran en hasta 40% del comercio global. Aun así, encuentran obstáculos para obtener el capital necesario para su crecimiento en la banca y esquemas tradicionales de financiamiento.

Para resolver el problema, nuestro equipo ha recurrido a tecnología innovadora para reconstruir aspectos básicos del comercio internacional y que los procesos de aplicación y calificación sean más competitivos para todas las empresas. Así, negocios de mercados emergentes pueden expandirse, competir y financiar sus operaciones con procesos más ágiles y soluciones más eficientes.

En octubre pasado, Drip Capital levantó más de 175 millones de dólares en financiamiento, incluyendo ​​40 millones por parte de otros de nuestros inversionistas como TI Platform,  Accel, Sequoia Capital y Wing VC, además de deuda por parte de instituciones de la talla de Barclays Investment Bank y el East West Bank.

Al momento, los inversionistas han podido ver nuestro potencial y han invertido alrededor de 525 millones de dólares en la idea de simplificar el comercio global de la mano de Drip.

El total invertido en un negocio aumenta la valuación de la empresa, pues demuestra que jugadores importantes del sector de Venture Capital entienden y apoyan el impacto que las ideas de una startup pueden tener en el mercado que buscan atender.

Finalmente, es importante tener presente que entre más avanzada sea la ronda de inversión, los inversionistas también consideran un tercer punto: que los fundamentos del negocio hagan sentido.

En otras palabras: conforme una startup crece, sus márgenes se vuelven cada vez más importantes y la empresa debe, efectivamente, ser rentable después de sus etapas más críticas y ambiciosas de desarrollo.

Hay muchas empresas que crecen gracias a su potencial, la cantidad de usuarios que han cautivado y su popularidad, pero, si no cuidan la salud de sus finanzas, como negocio ya no pueden ser consideradas sostenibles.

Las ideas innovadoras son las que captan el capital

Las aceleradoras e inversionistas que dan un espaldarazo financiero a los proyectos nuevos que tratan de reformular modelos de negocio con tecnología, saben que vale la pena inyectar capital a las ideas diferentes. El camino al éxito de una startup puede ser vertiginoso y, por ende, trae grandes beneficios si se convierte en un negocio exitoso.

El objetivo final de toda startup es tomar una buena idea y convertirla en algo tan brillante como rentable, para el beneficio de sus usuarios, de sus innovadores y, también, de los inversionistas que seguirán apoyando esa idea.

También te puede interesar leer: El boom de startups mexicanas: 4 factores que detonaron su crecimiento.