E-commerce 101 - ¿Qué considerar? - Pronetwork
Tech

E-commerce 101 – ¿Qué considerar?

Descubre qué debes de considerar al iniciar en el comercio electrónico y las áreas que debes incluir para potencializarte dentro de él.

¿Te imaginas regresar a los tiempos en donde una transferencia implicaba hacer una fila de horas en el banco? Cuando una reservación de hotel implicaba una llamada o cuando ir al cine implicaba llegar con tiempo de anticipación para alcanzar boletos.

Aunque para algunos esto pueda seguir siendo una realidad, para muchos todo esto sucede desde su celular. En muy poco tiempo, los hábitos de consumo se han modificado y el consumidor moderno pasa cada vez más tiempo “conectado”.

El avance del e-commerce en México

Esta conectividad ha hecho que el comercio electrónico en México tome cada vez mayor protagonismo. Y sin duda, ha atraído la atención muchos negocios y emprendedores que se preguntan por dónde empezar.   

Según datos de la Asociación Mexicana de Ventas Online (AMVO), en el 2018 menos del 2% de las ventas en el sector del retail en el país fueron transacciones digitales; un porcentaje todavía pequeño cuando se compara contra cifras del 12% y 15% en Estados Unidos y China respectivamente.

El comercio electrónico en México ha crecido sostenidamente a doble dígito en los últimos 5 años, representando aproximadamente el 4% – 5% del PIB nacional.

Parte de este crecimiento se debe a los avances tecnológicos como el mayor acceso a dispositivos con conexión a internet, el incremento en la cobertura de red y el aumento en la velocidad de navegación.

Otra parte se debe a los beneficios adquiridos y percibidos por los consumidores como mejores precios, mayor comodidad y velocidad al hacer una compra, descuentos, entre otros.

Además, no hay que olvidar que la base de consumidores nativos tecnológicos es cada vez más grande.

En el país, más de 85 millones de personas tienen acceso a internet y más del 30% ha realizado en alguna ocasión una compra en línea.

Para muchas empresas y emprendedores, estas condiciones indican una industria en pleno desarrollo y con mucho espacio para crecer y madurar.

Algunos lo llaman un “Green Field” para el comercio electrónico. ¿Y quién no se quisiera subir al barco, cierto?

Algunos piensan que el comercio electrónico se reduce a crear una página de internet o una aplicación. Si así fuera, creo que no sería una industria que genera más de 18 mil millones de pesos al año en México.

El e-commerce involucra áreas multidisciplinarias, estructura, procesos, metodologías, estrategia, etc.

Una de las mejores formas para resumirlo es: lo mismo que hace una empresa tradicional, pero un enfoque moderno buscando satisfacer al consumidor del día de hoy.

¿Qué considerar al inicio del e-commerce?

Y bueno, para ir entrando en materia, uno de los primeros pasos para iniciar en el comercio electrónico es definir la solución digital.

A esto nos referimos a encontrar la estrategia inicial para comercializar tu producto o servicio. En otras palabras, definir si necesitas una plataforma, una aplicación, un Marketplace, nativo, en la nube, etc.

Esta decisión debe estar basada en las necesidades específicas de tu negocio y tu estrategia comercial de “go to market”.

Una vez teniendo la solución digital, puedes pasar a la administración de tu catálogo digital, es decir, la oferta de productos o servicios.

En ocasiones, las empresas y emprendedores suelen subestimar la labor de crear un buen catálogo con el contenido apropiado. En el mundo del comercio electrónico, entre más sea la información y el detalle…mejor.

Según la AMVO, el 70% de los consumidores online declaran que, al tener más información del producto, es mayor la probabilidad de adquirirlo. Esto también es clave para que un consumidor decida comprar en un sitio y no en otro.  

Dependiendo la industria, la información necesaria puede variar, aunque por lo general se debe contar con: imagen de buena calidad, fichas técnicas, atributos, marca, código de fabricación, descripción a detalle, entre otros.  

Si ya tienes la solución y un catálogo digital, ahora debes generar tráfico a tu sitio.

Conoce qué áreas mejorarán tu efectividad dentro del e-commerce

Existen muchas formas y canales para hacerlo. Por lo general, las empresas habilitan un área de Marketing Digital o subcontratan agencias que se encargan de la creación de campañas en redes en conjunto con estrategias de Mailing.

En muchas ocasiones, estas campañas están apalancadas de las estrategias de Merchandising para impulsar las ventas y/o categorías específicas.

Además, dependiendo del giro y tamaño de tu negocio o si estás impulsando un B2B o B2C, puede ser necesario habilitar procesos de educación y onboarding, tanto para tu personal como para tus clientes para así fomentar la adopción.

Existe también el área de Analytics. Conforme tu sitio o aplicación va recibiendo mayor tráfico, te interesará conocer sobre el comportamiento de tus clientes.

Lee también acerca de: Modelos de negocio con enfoque digital

¿Qué buscan cuando entran a tu sitio? ¿Cuánto tiempo pasan en el? ¿Su experiencia es buena? El mundo digital genera mucha información que puede ser utilizada para la toma de decisiones.

Esta misma información puede dar guía a la efectividad de las campañas de marketing y estrategias de adopción. Te sugerimos asesorarte para el cuidado de la privacidad y protección de datos.

Finalmente, el comercio electrónico muchas veces cuenta con un canal de atención al cliente que apoya a la solución de problemas técnicos y de navegación. Este soporte es fundamental para mantener al cliente satisfecho mientras que adquieres su retroalimentación para la mejora continua.

Estas son tan solo algunas de las áreas involucradas en el comercio electrónico, pero el conocer a mayor profundidad cada una de ellas puede ayudarte a incursionar con mayor seguridad en la industria del comercio electrónico.

Por: Aarón Fematt, Líder de Producto Digital en CEMEX

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *