Financiamiento Herramientas

Ciclo de conversión de efectivo: una guía para tu negocio

Qué indica y por qué es tan importante conocer sobre el ciclo de conversión de efectivo, un indicador de tu liquidez que puede ayudarte a entender mejor tu negocio con relación al mercado y tu industria

Al pensar en el estado de las finanzas, entre los principales indicadores que muchas empresas toman en cuenta, se relacionan con las ganancias o entradas de efectivo en la hoja de balance, los márgenes brutos y netos, así como los retornos sobre la inversión (ROI).

Si bien es cierto que todas esas cifras pintan un panorama relevante y necesario, hay otros indicadores estratégicos que pueden darte una mirada mucho más profunda, no solo sobre la salud de tus finanzas, sino también sobre la eficiencia con la que operas.

De acuerdo con Edmundo Montaño, director general de Drip Capital México, fintech especializada en financiamiento, el ciclo de conversión de efectivo es una de las métricas esenciales, especialmente para aquellas empresas dedicadas al retail o con manejo de inventarios de mercancías que venden a nivel nacional o como exportación.

¿Qué es exactamente el ciclo de conversión de efectivo? 

El ciclo de conversión de efectivo (CCE) es un indicador de liquidez y eficiencia operativa que mide el tiempo que transcurre desde que adquieres una materia prima hasta que puedes cobrar por el producto o servicio que vendes. 

En otras palabras, mide qué tan rápido puedes convertir el efectivo en más efectivo.

Para calcular tu ciclo de conversión de efectivo (CCE), debes restar al periodo promedio de conversión de inventario (PCI), el periodo en el que se difieren las cuentas por pagar (PCP), y después sumar el periodo de cobro de las cuentas por cobrar (PCC). Es decir:

Ciclo de conversión de efectivo

Por ejemplo, si tu empresa suele pagar a proveedores en máximo 30 días (PCP), tiene suficiente inventario para cubrir ventas por 50 días (PCI) y sus clientes tardan en promedio 40 días en pagar las facturas (PCC), su ciclo de conversión de efectivo es de 60 días (CCE).

¿Por qué es tan importante?

Según explica el directivo de Drip Capital, su importancia radica en cómo mide la eficiencia con la que la compañía opera y los insights que puede brindar para mejorar el negocio, pues darle seguimiento a este ciclo conduce a mejores niveles de capital de trabajo, de flujo de efectivo y, por ende, de su rentabilidad.

Conforme más debas esperar para obtener efectivo contante y sonante, es más probable que se retrase tu capacidad de invertir en algo más o cubrir tus necesidad y obligaciones para operar. 

Por otro lado, si bien pareciera que un flujo de efectivo más corto es el escenario ideal, mucho depende de la industria, así como del análisis conjunto con otras métricas que sean críticas para el negocio en contraste también con el desempeño de otros competidores.

Al evaluar constantemente tu manejo financiero a través de este tipo de métricas, conoces las áreas de oportunidad que tu empresa tiene para ser más eficiente y utilizar sus recursos de manera más inteligente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *